23.7 C
Caracas
martes, 21 mayo, 2024
Publicidad

Feliciano Reyna: Negociación y diálogo serán necesarios mucho más allá del 28 de julio

José Gregorio Yépez @goyepez

Fecha:

Comparte:

El presidente de la Organización No Gubernamental Acción Solidaria y miembro del Foro Cívico advierte que «a la población no le hace bien el aislamiento de nuestro país de ninguna manera. Ese atrincheramiento que al que pueda conducir esta idea de no tener interlocución, de no reconocerse, le hace daño, no al Gobierno ni a la oposición, es a la población venezolana”

Feliciano Reyna trata de actuar como el chichón, es decir, va “duro y a la cabeza” del problema. Se arma de valor para poner en la palestra la necesidad mantener y avanzar, por todos los medios, en la negociación y el diálogo, temas que no son «sexys» para quienes encuentran en la polarización el aplauso fácil de los radicales y dejan de lado los intereses de la gente, sobre todo de los sectores más vulnerables de la sociedad.

Plantea que en este momento la gente está ganada a ejercer el voto y sostiene que puede ser una herramienta para “que las personas recuperen las condiciones de vida digna, para que la economía pueda funcionar de manera de que se tengan trabajos dignos, que se pueda al final superar aquellas condiciones que tienen a la mayoría pasando trabajo”.

EL ESCENARIO

Venezuela se encuentra frente a un proceso electoral y uno de los derechos que tenemos los seres humanos es exigir la libertad de elegir a quienes deben conducir los destinos de la sociedad en la que nos desenvolvemos.

En el escenario actual, la administración Maduro tiene frente a sí una crisis por los temas de corrupción de grandes personajes que han ocupado cargos en el Gobierno.

El oficialismo trata de manejar la situación y revertir los efectos de los hechos de corrupción para evitar o minimizar el costo político. Busca transformar una debilidad en fortaleza y demostrar que lucha contra la corrupción.

Por su parte, la oposición que gravita en la Plataforma Unitaria no muestra una opción clara para enfrentar a Maduro y sus aliados, y paradójicamente, no hace honor al enunciado unitario de su nombre.

Para mirar este escenario llamamos a Feliciano Reyna, quien, vía la plataforma Zoom, contestó algunas preguntas.

-¿Cuál es la percepción que tiene de la realidad política venezolana?

-Como mencionas, el derecho a la participación en los asuntos públicos es un derecho humano. Es de esos que consideramos esenciales para que las personas puedan expresarse en un momento dado sobre temas que le interesan, que las afectan, que pueden significar impacto positivo o negativo sobre su vida, por eso participar en los asuntos públicos es un derecho humano. Tiene que ver con las posibilidades de vivir dignamente. Los momentos electorales son importantísimos sin ninguna duda. Son de esos eventos esenciales en los procesos de un país, sean democracias muy fuertes consolidadas u otras que no lo están.

-Por un lado, vemos un Gobierno que enfrenta una crisis interna con casos de corrupción de altos jerarcas de su Gobierno -que podrían impactarlo electoralmente-, pero también vemos un lado opositor embadurnado de riñas internas que parecieran impedir que exista un claro oponente de uno de los sectores más importantes. Pareciera que hay una crisis electoral y de representatividad. ¿Cómo se resuelve eso?

-Yo creo que frente a la población es importantísimo que existan esos canales para resolver, en cada lado sus crisis, sus situaciones internas. En el mundo del Gobierno claramente pareciera ser un solo sector, más allá de que sea homogéneo, completamente o no. En el lado opositor claramente hay distintas fuerzas ciertamente, pero hay una de ellas que ha venido representando algunos de los intereses de la población y uno esperaría que fuera capaz de ponerse de acuerdo quienes forman parte de ese espacio para llegar a presentar una propuesta al país. Para quienes estamos en algunos espacios de la sociedad civil, es muy claro que tenemos un proceso de largo plazo en frente para resolver los temas de fondo del país. Para poder salir del conflicto político, para reinstitucionalizar nuestro país. Para que las personas recuperen esas condiciones de vida digna, para que la economía pueda funcionar de manera de que se tengan trabajos dignos, que se pueda al final superar aquellas condiciones que tienen a la mayoría pasando trabajo.

Al llegar este momento puntualiza que “hay una responsabilidad de todos los actores. Para mí es principalísimo el Gobierno que tiene el deber de crear las condiciones para que la población pueda expresarse pacíficamente. Para que pueda otra vez participar en este momento tan importante que es la elección presidencial, pero sobre todo para que se tome en cuenta su opinión, sea cual sea el resultado”.

“Claro que va a haber quienes apoyen a una opción, quienes apoyen mayoritariamente una segunda, y después menos a una tercera, cuarta, quinta opción, pero en todo caso, todas esas voces son de la población venezolana que va a expresar deseos e inconformidades. Aspiraciones, esperanzas de que la situación cambie y a eso hay que prestarle atención. Hay que crear entonces las condiciones para que pueda expresarse esa parte de la población”, sentencia Feliciano Reyna.

LOS ESCENARIOS QUE SIGUEN

Agrega que considera esencial la idea de “sembrar esperanzas para entender que este proceso es un hito importantísimo, inmerso en uno de más largo plazo”.

“En el 2025 hay la oportunidad de pluralizar el espacio político sea en la Asamblea Nacional como espacio también de participación. Sea en las gobernaciones alcaldías, consejos municipales y de allí avanzar en ir construyendo fuerza y a la vez espacios donde las personas puedan expresarse. Todo esto con miras, a que lo que ha tenido a la mayoría de la población pasando trabajo -y eso es innegable-, pueda resolverse”, reflexiona el defensor de derechos humanos.

Se detiene un momento solo para hacer énfasis en esta frase: “Yo no creo que va a ser de corto plazo”, y acota de inmediato que “si se crean las condiciones, por lo menos hay esta sensación esperanzadora de que podemos ir resolviendo el conflicto político que subyace todo esto y, por tanto, los temas económicos sociales, que también son absolutamente fundamentales para vivir dignamente.

– ¿Para qué voy a generar condiciones que pongan en riesgo la posibilidad de mantenerme en el poder? Ese es un razonamiento lógico. Lo que no parece lógico es que quienes aspiran un cambio político también apuesten por generar un caos y poca credibilidad en los procesos electorales.

-Yo te digo José Gregorio… impresiona mucho. La verdad, pensando en nuestro país, en la población, en esas mayorías que están pasándola muy difícil; en aquellas que han tenido que irse de Venezuela y que siguen yéndose de Venezuela; y que si no se ofrece algún espacio de esperanza seguirán yéndose de Venezuela; cuesta, cuesta mucho entender que sea tan difícil llegar a algunos acuerdos. Verdaderamente uno esperaría ver que adversarios, oponentes políticos tengan posibilidades de llegar a entenderse, sabiendo, como tú dices, que hay en el Gobierno una serie de obstáculos -que son innegables- para que el proceso transcurra con toda la normalidad que sería deseable.

“Pero, aun así, uno esperaría que, en el terreno de los otros partidos, de los otros grupos políticos, pudieran ponerse de acuerdo. Si no se logrará, una vez más, que se creen las condiciones para que haya un cambio político en este momento, un cambio en el poder”, sentencia Reyna.

A pesar de la frialdad que puede significar la conversación vía “Zoom”, la vehemencia de Feliciano Reyna se transmite al señalar que “hay la responsabilidad, incluso en esta situación, en ese escenario, de seguir señalando caminos hacia el futuro. Si se llegara a dar algún cambio, y obtuviera el favorecimiento de la población va a tener que dialogar que negociar. Ser parte de esa ruta de largo plazo”.

“No hay manera de que uno se imagine esto con un desplazamiento de quienes han estado en el Gobierno hasta ahora, sino más bien, justamente, en una contribución a un proceso que va a ser de largo plazo, que tendrá que avanzar en caminos paralelos, que no se excluyen, pero que son complejos y que hay que llevarlos al espacio del diálogo, de la negociación, de la conversación, de esa pugna compleja política, también en lo económico, en el proceso electoral del 2025 y eventualmente con una mirada más allá, en todo lo que es la lucha anticorrupción”, afirma Reyna.

EVITAR EL AISLAMIENTO

Agrega que es indispensable que “Venezuela vuelva a mercados formales y por eso también yo he estado entre los que se oponen al tema sancionatorio, a depender de la política interna de otro país. Viene un cambio en Estados Unidos seguramente”.

-Eso es lo que parece, es lo que pinta.

-Exactamente. Eso puede significar también un impacto sobre nosotros. Hay una propuesta de convertir en ley las sanciones. ¿Tú te imaginas lo que eso significa para nuestro país? Cuando lo que quisiéramos, por lo menos algunos, es ver a una Venezuela volviendo a mercado formales donde estos temas también de lucha contra la corrupción puedan ser llevados adelante de una manera mucho más abierta, más transparente.

Feliciano Reyna se apura en aclarar que “esto de ninguna manera implica que el escrutinio en derechos humanos va a cesar, que es a veces la crítica que se hace a quienes proponemos esto. Ese es un proceso que debe seguir adelante porque ha habido situaciones gravísimas que tienen que llegar a sus momentos de justicia”.

Reconoce este luchador por la defensa derechos humanos que ciertamente en el pasado “no se completaron procesos en casos importantes como El Amparo o El Caracazo, pero no se excluye el hecho de que haya una apertura a una posibilidad de negociación, diálogo y un proceso de largo plazo, que no deja de lado que el tema del escrutinio por los temas de derechos humanos o que el apoyo humanitario, o que la lucha anticorrupción continúe”.

“En este proceso que es sumamente complejo uno lo que ve es una sobre simplificación de cantidad de elementos que están en juego.  Ojalá sea posible, de aquí al 28 de julio, irlos resolviendo, en cada lado, y que la población venezolana de forma muy decidida, como ya lo están mostrando todos los estudios de opinión, pueda expresarse, pacíficamente y que sea tomada en cuenta su voz cualquiera que sea el resultado.

-La sociedad civil agrupada en instancias de organización como a la que usted pertenece ha apoyado la iniciativa de Barbados que tiene como uno de los protagonistas a la Plataforma Unitaria. ¿Cuánto debilita el proceso de negociación que la Plataforma Unitaria esté tan complicada dentro de esta decisión electoral?

-Ese espacio para muchos ha sido valioso y objeto de apoyo,

justamente porque es donde, por lo menos, ha habido grandes esfuerzos para resolver esta situación tan compleja de conflicto político nuestro por la vía de la discusión, de la negociación, del diálogo. Ciertamente no ha ofrecido los resultados, sigue siendo muy complejo, pero es necesario ese espacio. Uno esperaría que quienes han venido llevándolo adelante obtuvieran respaldo de la población para seguir. Que hubiera un mandato claro para continuar en este proceso otra vez, con miras al futuro de nuestro país. La verdad es que ahí hay una responsabilidad principal de esos grupos que han formado parte de la Plataforma Unitaria y que son los mandatarios de Gerardo Blyde, Claudia Nikken y el equipo que ha estado trabajando de manera tan rigurosa, constante, junto a los voceros del Gobierno de Venezuela.

“Esperaríamos que fuera así, porque una opción política que salga de ese espacio, si obtiene respaldo de buena parte de la población, mayoritario en términos del resultado electoral o no, al final no deja de ser un respaldo para que este proceso continúe. A mi manera de verlo sería terrible que se detuviera ese mandato que ha sido tan importante, que -con todas sus dificultades- sigue allí. Esa interlocución es absolutamente necesaria entre adversarios políticos”, señala Feliciano Reyna.

Agrega que esto “conecta también con algo que hemos planteado, en mi caso y con colegas en otros países, y es que la interlocución con el Gobierno de Venezuela debe mantenerse siempre”.

“No hace nada bien a la población; no es al Gobierno o los factores de la oposición, reitero a la población: “no le hace bien el aislamiento de nuestro país de ninguna manera! Ese atrincheramiento que al que pueda conducir esta idea de no tener interlocución, de no reconocerse, le hace daño a la población venezolana. Esperaría que haya un mandato claro para que continúe el espacio de interlocución, de negociación, de gestión y que esto sea acompañado también por factores internacionales que pueden sumarse a actores muy importantes de nuestra región como Brasil y Colombia, también de Europa, Estados Unidos, Canadá y otros en ese camino que no es de corto plazo.

-¿Gane quien gane el espacio de negociación se mantiene? El futuro de Venezuela depende de la negociación que va mucho más allá del 28 de julio. ¿Es así?

-De acuerdo completamente José Gregorio. Además, está en ese nivel digamos macro, en general, por encima del conjunto de los asuntos que afectan al país. Después seguramente, pensando que en el 2025 tendría que mantenerse esa interlocución, esa conversación entre los actores que estén en la Asamblea Nacional nueva, en las gobernaciones, en las alcaldías y en los consejos municipales que resulten en el año 2025.

-Usted suscribe un documento que está circulando y que destaca al voto como herramienta. Destaca la voluntad para el cambio a través del voto independientemente de a quien se apoye con el voto. ¿Cuál es el llamado que hace este documento y esta serie de personalidades a las que usted se ha sumado para este llamado en medio de esta coyuntura?

-El llamado es a seguir transitando el camino del voto. El llamado es a crear las condiciones para que la población pueda expresarse. Esto es más allá de un grupo en el gobierno, de los distintos grupos de la oposición. Esto es un espacio para la población venezolana. Este es un espacio para que las personas que quieren manifestar sus deseos de cambio, de mejoras, de alternativas, de esperanza, puedan hacerlo y que no haya ningún obstáculo que lo impida.

Finalmente Feliciano Reyna construye una reflexión a manera de conclusión y señala: “Creo que además puede servir como un momento de distensión. De sentir que es posible expresarse y sobre todo esperaría que, en los días siguientes, sea cual sea el resultado, se reconozcan todas las voces que se hayan expresado el 28 de julio. Por cualquiera de las opciones y sea posible otra vez reconocerse con esos mandatos que da la población para continuar en esta idea de que nuestro país y todo aquello que está afectando la población puede ser transformado”.

Para contactarnos escribe a nuestro correo editorial [email protected]
Recibe la actualización diaria de noticias a través de nuestro Grupo WhatsApp 
Twitter | Instagram

━ más como esto

Este es el valor del dólar del BCV para este #21May

No tuvo variación respecto a la cotización anterior El Banco Central de Venezuela (BCV) informó que la tasa de cambio que regirá las operaciones económicas...

José Brito asegura que “si las elecciones fueran el domingo se evidencia un empate técnico entre Maduro y González”

El candidato presidencial insiste en que su "candidatura crece en pasos agigantados" José Brito, candidato presidencial del partido Primero Venezuela (PV), aseguró que "existe un...

Valentina Quintero se ve obligada a pedir disculpas por comentarios ofensivos en contra del pueblo Macuro

La reputada periodista Valentina Quintero se vio envuelta en una lluvia de críticas debido a comentarios ofensivos que hizo sobre el pueblo de Macuro....

Manuel Sutherland: Contribución al nuevo Fondo de Pensiones desestimula la actividad económica nacional

"Generalmente estos impuestos los colocas cuando la economía va en un crecimiento muy alto y frenas ese crecimiento para conseguir un ahorro para que...

Ratti volvió al TSJ con la tarjeta de la MUD en la mira

El dirigente político Luis Ratti acudió de nuevo al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para solicitar que impida la doble militancia en la MUD. #Venezuela...