Este martes el movimiento Yo te creo Venezuela emitió un comunicado luego de que en la ultimas horas se hizo publico varias acusaciones y acoso sexual por parte de varios miembros de la bandas del rock nacional como Tomates Fritos, Los Colores, Okills, Le`Cinema, hasta el momento.

Dichas acciones han causado la salida de varios miembros de esas bandas, como acusaciones que pueden perjudicar legalmente a los perpetrados, así como “un día oscuro para el rock venezolano”.

A continuación el comunicado de Yo te creo Venezuela:

Los últimos días son difíciles de digerir para muchas mujeres venezolanas. Los testimonios de abuso y violencia sexual por parte de músicos y miembros del gremio del entretenimiento venezolano a mujeres y niñas se multiplican con impunidad, sacando a la luz el trago amargo que las víctimas han pasado en silencio durante años. 

Para muchas de nosotras escuchar y leerlos en las redes sociales significa dos cosas; dolor e impotencia. El modus operandi de los perpetradores fue y sigue siendo usar la fama y la posición de poder para ejercerlo con mujeres que los seguían y admiraban por su trabajo artístico.

El arte, en todas sus disciplinas, es la capacidad expresiva del ser humano, lugar de la imaginación, el pensamiento, la técnica, el talento y la disciplina. El arte es el lugar de lo sensible. Esencialmente el humano comete errores, pero ese rasgo de la humanidad debe ser revisado profunda e incesantemente. El arte también tiene la potencia para articular las fallas y mucho más estas que devienen en crímenes. 

Creemos que el arte es, entonces, agitador, irruptor, para romper el silencio y hacer que la sociedad revise, desde todas sus instancias, los errores que nos han llevado a esta crisis: la violencia y el acoso contra la mujer. Los medios de comunicación, centros culturales y educativos, museos, teatros, salas de ensayos, sets y estudios de grabación durante muchos años han desempeñado un papel importante en la perpetuación de acciones sexistas, degradadoras y silenciadoras de la niña, adolescente y mujer venezolana. 

¿Cómo lograr el cambio en estas estructuras sabiendo que nuestro país atraviesa la peor crisis social e institucional de su historia? La respuesta siempre es la misma: El poder reside en nosotros y es hora de ejercerlo alzando nuestra voz, articulando y haciendo frente a la injusticia. 

Nosotras, las mujeres venezolanas miembros del gremio artístico, de la prensa y comunicaciones, nos levantamos hoy contra del acoso sexual. Los derechos de las mujeres son derechos humanos y nos negamos a que los asuntos de género sigan siendo postergados de la agenda pública.

Instamos a todo el personal del gremio artístico venezolano, de los medios y a los líderes a que eleven su voz en contra de estas conductas. El abuso y el acoso no excluye nacionalidades, género ni clase social. Por esto decimos que el movimiento nos necesita a todos.