Pilar Apitz, coordinadora educativa de Acción Humanitaria por Venezuela, explicó que las guías educativas tienen la ventaja de no necesitar servicio eléctrico ni tampoco acceso a internet para poder usarlas

Uno de lo más grandes impactos que tuvo el coronavirus en Venezuela fue la suspensión de clases, lo que afectó el acceso a la educación de niños y jóvenes que viven en las zonas rurales del país.

Ante esta situación, la ONG Acción Humanitaria por Venezuela presenta una iniciativa educativa y genera material pedagógico y didáctico para diferentes etapas escolares, se imprimen en guías y se entregan directamente en las casas y centros comunitarios donde los niños reciben alimentación todos los días.

Pilar Apitz, coordinadora educativa de Acción Humanitaria por Venezuela, explicó que las guías educativas tienen la ventaja de no necesitar servicio eléctrico ni tampoco acceso a internet para poder usarlas. “En medio de esta situación cuando nos enteramos que las clases estarían suspendidas por casi la mayor parte del año 2020 pensamos en cómo apoyar a los niños y jóvenes que desde el año 2018 atendemos con el programa Nutriendo la Esperanza y fue así como nació “Aprendiendo desde casa”, explicó.

El objetivo de esta iniciativa es apoyar en la lectoescritura y operaciones básicas de matemáticas. “Nuestro propósito es sencillo y a la vez complejo. Nos enfocamos en que los niños aprendan a leer, escribir, sumar, restar, multiplicar y dividir, dependiendo de la escolaridad de cada uno. En el caso de los niños menores a 5 años nos focalizamos en fortalecer sus habilidades cognitivas para prepararlos para primer grado”, detalló Apitz.

Estas guías además pueden ser enviadas vía electrónica a padres y maestros que necesiten material para trabajar temas como: dislexia, motricidad fina, memoria, concentración, sumas, restas, multiplicación. Pueden solicitarlas escribiendo a info@accionhumanitariaporvenezuela.com

Las guías educativas, en el caso de las que se imprimen y reciben los niños de zonas rurales, vienen acompañadas con un kit escolar como colores, caja de lápices, un cuaderno, borrador y sacapuntas. “Aprendiendo desde casa es posible gracias a la venta de la camisa Be the change (Sé el cambio) que lanzamos hace mes y medio y que está disponible tanto en Venezuela como en Estados Unidos”.