Los venezolanos se habían refugiado en el complejo deportivo Benjamín Rosales fueron expulsados bajo el argumento de que ocupaban el espacio público de manera irregular y con falta de higiene

Al menos 200 migrantes venezolanos fueron desalojados este martes del municipio Guayaquil luego de un altercado con ecuatorianos por el espacio público que derivó en actos xenofóbicos el pasado fin de semana.

Las familias fueron expulsadas de manera forzosa en un operativo con entre 150 y 200 funcionarios de la policía ecuatoriana, personal de la intendencia de Guayaquil y delegados municipales.

Los venezolanos se habían refugiado en el complejo deportivo Benjamín Rosales, ubicado frente al terminal terrestre Jaime Roldós Aguilera, y fueron desalojados bajo el argumento de que ocupaban el espacio público de manera irregular y con falta de higiene.

Foto: EFE

El fin de semana se registró en el lugar en altercado en el que presuntos venezolanos lanzan piedras contra un grupo de patinadores que acudió a practicar. El suceso fue grabado y se hizo viral.

La Fundación de Venezolanos en el Exterior denunció que estos hechos fueron seguidos de actos de xenofobia. Asimismo, su presidente, Eduardo Febres Cordero, difundió fotografías a destrozos de una familia venezolana en Guayaquil.

También mostraron mensajes escritos en las paredes en contra de los venezolanos.

Foto: EFE

En los hechos de este martes una persona resultó detenida, mientras que al resto los obligaron a desocupar.

Este campamento se constituyó meses atrás por venezolanos que se quedaron sin recursos para continuar su camino a otros destinos.