El gobierno de Maduro tiene dos discursos sobre el informe: uno para adentro y uno para afuera, indicó Rafael Uzcátegui, coordinador de Provea. Hacia afuera no dice lo que dice internamente, contrastó el activista de derechos humanos

El informe de la Misión de Determinación de los Hechos de la ONU debería llevar a la Defensoría del Pueblo a pedir información e investigar las denuncias, consideró el coordinador de Provea, Rafael Uzcátegui. “Hasta ahora ha sido lamentable la actuación de la Defensoría del Pueblo”, manifestó en entrevista con Unión Radio.

Uzcátegui recordó que la Misión de Determinación fue un mandato del Consejo de Derechos Humanos, y que no colide con la labor de la alta comisionada Michelle Bachelet. “Son trabajos que se complementan”, insistió.

Bachelet presenta una nueva actualización este viernes 25 de septiembre, apuntó.

El gobierno de Maduro tiene dos discursos sobre el informe: uno para adentro y uno para afuera. Hacia afuera no dice lo que dice internamente, contrastó el activista de derechos humanos.

No hubo dinero de por medio, precisó.

Indicó que se hicieron 274 entrevistas para elaborar el informe. La Misión pidió información en seis oportunidades, y no obtuvo respuesta, afirmó. Se determinaron 46 casos para ser evaluados en profundidad, acotó.

“Los gobiernos que tienen cosas que esconder en materia de DDHH” no permiten el ingreso.

El informe que presenta la administración Maduro “se presentó a destiempo” y no va a ser tomado con seriedad en el Consejo de DDHH de Naciones Unidas.

La semana que viene se vota la continuidad de la Misión.