“No hay nada extraordinario en reuniones de aproximación con nuestros aliados”, afirmó

El dirigente opositor Juan Guaidó dijo al mandatario Nicolás Maduro que lo que ocurre en el ámbito internacional contra su gestión no es un juego.

“Deben entender que esto no es un juego” y que “hay consecuencias para el mundo, que yo soy el presidente encargado de Venezuela y la interlocución con el mundo la estamos ejerciendo”, declaró Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 60 países.

El parlamentario advirtió que no por negociar en Barbados se detendrán las medidas de presión contra Maduro.

Sostuvo que “los distintos voceros del régimen” tienen “contradicciones comunicacionales” e insistió en que 93% de la población quiere cambio. “Pónganse de acuerdo” porque más de 60 países “están claros”.

Para Guaidó no es de extrañar que la delegación opositora en Barbados viaje a Estados Unidos para reunirse con representantes de la Administración Trump: “No hay nada extraordinario en reuniones de aproximación con nuestros aliados”.