Esta medida inhabilitó para el ejercicio de cualquier cargo público a 28 diputados de la Asamblea Nacional de 2015

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), rechazó este jueves la inhabilitación política que impuso la administración de Nicolás Maduro y la Contraloría General de la República, a 28 diputados de Asamblea Nacional electa en 2015.

El organismo internacional señaló que de acuerdo con los estándares interamericanos de derechos humanos, un órgano administrativo no puede aplicar sanciones que impliquen la restricción del ejercicio a los derechos políticos de elegir y ser elegido(a).

“La CIDH recuerda que el Estado de Venezuela fue condenado internacionalmente en 2011 por este tipo de sanciones y que la Corte Interamericana de DDHH (IDH) ordenó adoptar disposiciones de derecho interno para evitar su repetición”, sentenció.

Por su parte, Elvis Amoroso, contralor de Venezuela, justificó la medida, ya que los parlamentarios, se negaron a declarar “porque ocultan algo”, aunque todavía no ha finalizado la investigación que adelantan en su contra.

Esta medida inhabilitó para el ejercicio de cualquier cargo público a 28 diputados de la Asamblea Nacional de 2015.