Unas 10 mil personas intentan pasar al territorio ecuatoriano por el puente de Rumichaca

En una carrera contra el tiempo, miles de migrantes forzados venezolanos intentan pasar a Ecuador antes del lunes 26 de agosto, cuando comenzarán a regir nuevos requisitos para el ingreso a la nación andina.

El principal paso fronterizo, en el puente internacional de Rumichaca, fue foco este sábado de un inusual volumen de venezolanos, reportó la agencia EFE.

“Llevo seis días de mochilero hasta llegar aquí. El viaje ha sido difícil porque salí sin dinero, pero llegamos porque nos habían comentado que iban a cerrar la frontera”, refirió a Efe Rodolfo Obrero, 28 años y oriundo del estado Anzoátegui.

Cubierto con un gorro de lana para soportar el frío de la cordillera andina, este emigrante dejó en Venezuela a su mujer e hija y llegó el viernes al cruce, desde donde aspira a desplazarse junto a cinco amigos a Perú, donde asegura tiene un conocido y trabajo.

“La afluencia migratoria de venezolanos entre el día de hoy, sábado, y mañana se espera que sea aproximadamente entre los 9.500 a 10.000 ciudadanos. Es lo que se tiene previsto y será la cifra por lo que estamos constatando”, aseveró a Efe Edin Moreno, gobernador de la provincia de Carchi, donde se ubica el cruce internacional.

De acuerdo a fuentes migratorias, el flujo desde el jueves ronda los 4.500 y 5.000 venezolanos al día, y se espera que la mayor afluencia se produzca el domingo.

La Cancillería ecuatoriana recordó este sábado que la exigencia de visa para los nuevos ingresos de venezolanos “será obligatoria desde el lunes 26 de agosto”.

Y precisó que esos ciudadanos que hayan ingresado entre el 26 de julio y el 25 de agosto no se beneficiarán de un proceso de amnistía anunciado por el Gobierno, ni podrán acogerse a la visa de excepción por razones humanitarias.

Sin embargo, aclaró que los venezolanos que lleguen al país podrán aplicar al restante abanico de visados previstos en la ley siempre que cumplan con sus requisitos.

Tanto Ecuador como Colombia han implementado planes de contingencia a ambos lados de la frontera, a fin de impedir que se produzcan riesgos derivados de largas esperas y hacinamiento de personas.

Joel Vera, técnico del plan de Movilidad Humana de la Cruz Roja Ecuatoriana, precisó a Efe que debido a las nuevas medidas del Gobierno ecuatoriano y la próxima implementación de la visa humanitaria, “básicamente estamos observando el incremento del flujo migratorio”.

A diferencia de los emigrantes de ese país que ingresaban hace un año a Ecuador, el responsable de la Cruz Roja Ecuatoriana subrayó que “actualmente la gente venezolana que está ingresando no cuenta con los recursos para continuar su viaje o han sufrido robos o no tienen los documentos”.

En las instalaciones de la Cruz Roja los recién llegados podían recibir asistencia para llamar a sus familiares en Venezuela, recargar el móvil o los más pequeños dibujar en una carpa improvisada para olvidar por unos momentos la dura realidad que afrontan.