La Comisión de Familia del parlamento detalló que en los municipios Bolívar y Ureña, de Táchira, se vive un toque de queda impuesto debido a la violencia

El diputado de la Asamblea Nacional (AN), Franklin Duarte, denunció “constantes enfrentamientos violentos” en la zona fronteriza entre Venezuela y Colombia, en el estado Táchira, específicamente, en los municipios Bolívar y Ureña, en los que, aseguró, “se han incrementado la cantidad de grupos irregulares”.

“El día lunes hubo un asesinado y en la noche del martes hubo dos más por el mismo modus operandin de sicariato”, detalló Duarte, quien es parte de la Comisión de Familia de la AN.

En su denuncia, el parlamentario afirmó que en la zona han tenido lugar decapitaciones, puesto que han sido encontradas varias cabezas, incluso, que las han dejado a las afueras de comandos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Duarte aseguró que habitantes de las comunidades se han comunicado con él para denunciar un toque de queda impuesto por los irregulares, el cual también es advertido a los ciudadanos y comerciantes a través de cadenas de Whatsapp.

Según el diputado, estos hechos violentos empezaron a incrementarse luego del 23 de febrero, fecha desde la que, insiste, “se instalaron los colectivos” en la zona.

Otra de sus denuncias fue que que estos grupos irregulares están reclutando a jóvenes venezolanos, a quienes, afirmó, les ofrecen un millón de pesos, por parte de paramilitares y guerrilleros colombianos.