El mandatario uruguayo afirmó que estas enfermedades se pueden curar si son tratadas a tiempo

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, aseguró este sábado sentirse “estupendamente bien” tras abandonar el centro de salud en el que se encontraba desde el jueves y en donde se le practicó una biopsia, que confirmó que tiene un tumor maligno en el pulmón.

“Me siento bien tanto física como anímicamente, nunca he sentido nada. Esto marca la necesidad de hacerse estudios periódicos”, resaltó el mandatario a los medios de prensa presentes en el lugar y entre los que se encontraba Efe.

De acuerdo con eso, Vázquez señaló que ese tipo de enfermedades tomadas a tiempo “se pueden curar sin ningún problema”, pero para eso “hay que concurrir al médico”.

El mandatario señaló, además, que de ahora en adelante comenzará a hacerse “exámenes complementarios” para ver qué tipo de tratamiento deberá llevar a cabo.

Por otro lado, el presidente agradeció a “todo el pueblo uruguayo” y al “sistema político en general” por el apoyo.

Asimismo, el mandatario resaltó el trabajo de los medios de comunicación, que actuaron con “mucha seriedad, mucha responsabilidad y mucho profesionalismo”.

“Una correcta información, dándole a la población la oportunidad de tener herramientas para luchar contra las enfermedades, es de capital importancia”, agregó Vázquez.

Finalmente, el mandatario subrayó que el próximo lunes, día en que habrá Consejo de Ministros, va a intentar estar en esa actividad.

Vázquez, de 79 años y oncólogo de profesión, ingresó al centro de salud el pasado jueves para someterse a las pruebas médicas para determinar el alcance del nódulo pulmonar que le fue detectado recientemente y que él mismo hizo público el pasado martes.

Durante su estadía en el centro médico, Vázquez se sometió a una biopsia, algo “fundamental”, en palabras previas del presidente de la Sociedad de Oncología Médica y Pediátrica del Uruguay, Diego Ubillos, para determinar la malignidad de la “imagen anormal” que le fue detectada en el pulmón.

Vázquez había anunciado el martes que le fue detectado un nódulo pulmonar con “características muy firmes”, de que podía tratarse de “un proceso maligno”.

Ese mismo día, el mandatario aseguró que todos los estudios y tratamientos que fuesen necesarios se los haría en Uruguay, porque el país cuenta con “un cuerpo médico de excelencia” y tecnología de vanguardia.