La consejera delegada de la MHRA, June Raine, dijo este jueves que no existen evidencias que prueben que los preparados que se inoculan actualmente no sean efectivos contra las nuevas cepas del virus

El ministro británico de Sanidad, Matt Hancock, afirmó este jueves que el Gobierno planea “acelerar” el sistema para aprobar futuras vacunas con las que combatir las nuevas variantes del coronavirus.

En una visita a un laboratorio de Glasgow (Escocia), Hancock señaló hoy que desde su ministerio se adoptará “un planteamiento acelerado a fin de aprobar de manera segura futuras vacunas que funcionen contra una variante de la covid-19”.

Hancock remarcó que “el programa de vacunación nacional ha sido, claramente, una historia de enorme éxito en el Reino Unido”, que lleva más de 20 millones de ciudadanos inmunizados con la primera dosis del preparado.

“Parte de que hayamos podido, hasta la fecha, desarrollar tan rápido las vacunas es por el planteamiento riguroso, a la par que flexible, de la MHRA (el organismo regulador británico), que se ha basado en su totalidad en estudiar de la manera más rápida posible la seguridad y eficacia de las vacunas”, agregó el responsable de Sanidad.

Se mostró asimismo encantado de que ese organismo “esté adoptando ese mismo planteamiento para aprobar el proceso de vacunas que podrían funcionar contra las variantes”.

Por su parte, la consejera delegada de la MHRA, June Raine, dijo este jueves que no existen evidencias que prueben que los preparados que se inoculan actualmente no sean efectivos contra las nuevas cepas del virus.

Raine afirmó, en un encuentro con medios de comunicación junto con Hancock, que desde el pasado diciembre ha preocupado “la aparición de variantes -la de Kent, Sudáfrica, Brasil-“, más contagiosas, y que por ello los expertos de este país están “bien preparados para valorar, cuando sea necesario, actualizaciones para asegurar que las vacunas que se administran a los ciudadanos son totalmente efectivas”.

“Nuestro objetivo es asegurar que las modificaciones de la vacuna en el futuro que respondan a las nuevas variantes puedan estar disponibles en el marco temporal más breve posible pero sin comprometer de ninguna manera la seguridad, la calidad y la efectividad”, precisó.

En este sentido, Raine enfatizó que, por el momento, no se han detectado “evidencias” que apunten a que los preparados que se emplean ahora en este país “carezcan de manera significativa de efectividad”.