Portugal podría pasar a la tercera fase de la desescalada a partir del 19 de abril, en función de lo que los especialistas en epidemiología recomienden al Gobierno, que anunciará la decisió

Portugal registró en las últimas veinticuatro horas 501 positivos y dos fallecidos por covid-19, en una jornada en la que el índice de contagios R(t) subió hasta el 1,06 y descendieron los pacientes ingresados en los hospitales del país.

Según la Dirección General de Salud (DGS) de Portugal, el número de hospitalizados bajó hoy en 24 personas, hasta los 423 ingresados, de los que 109 permanecen en cuidados intensivos, 7 menos que ayer.

Como es habitual en las últimas semanas, el índice que mide el número de personas que contagia cada infectado -R(t)- continúa subiendo de forma paulatina y ha pasado del 1,04 de ayer al 1,06 de hoy jueves.

También hay un incremento en la incidencia de casos covid por cada 100.000 habitantes. En esta jornada se ha situado en 72,4 personas, frente a las 70 del día anterior.

Portugal se encuentra en la segunda fase de la desescalada y en el día de ayer renovó un nuevo período de quince días de estado de emergencia -el nivel de alerta más alto del país-, que se extenderá hasta el 30 de abril.

En función de la evolución de la pandemia, Portugal podría pasar a la tercera fase de la desescalada a partir del 19 de abril, en función de lo que los especialistas en epidemiología recomienden al Gobierno, que anunciará la decisión.

Si avanza la siguiente fase de desconfinamiento, volverían a abrir cines, teatros y centros comerciales, y los restaurantes, que hasta ahora apenas sirven en terrazas, podrán atender a clientes en el interior del establecimiento con un máximo de cuatro comensales por mesa.

También continúan restringidos los pasos fronterizos entre Portugal y España y sólo pueden cruzar de país los transportistas y los trabajadores transfronterizos.