El periodista Omar Jiménez fue detenido en vivo la madrugada de este viernes por la policía estatal de Minneapolis, mientras cubría las protestas por la muerte de George Floyd

Este viernes fue arrestado el equipo periodístico de CNN que cubría el tercer día de protestas en Minneapolis por la muerte de George Floyd, ciudadano estadounidense afroamericano, que falleció luego de que un oficial de la policía de esa ciudad lo mantuviera sometido en el suelo con su rodilla en el cuello y le impidiera respirar.

Las protestas en una de las ciudades más importantes de Minnesota se han intensificado en los últimos días, a tal nivel que el gobernador del estado ha decidido disponer del equipo antidisturbios para controlar a una población enfurecida por un nuevo episodio de racismo de los cuerpos policiales hacia ciudadanos afroamericanos. El equipo de CNN enviado a cubrir estas protestas fue detenido en plena transmisión en vivo, a pesar de mostrar sus identificaciones que los acreditaban como parte de un medio de comunicación. En el video, se puede apreciar como Omar Jiménez, reportero, es advertido y luego detenido por las autoridades.

El equipo narra que las autoridades le pidieron que se movieran a otro lado, petición que Jiménez y su equipo de producción acataron.Pero luego, sin mediar más palabras y con Jiménez mostrando su identificación, el reportero fue detenido en vivo frente a las cámaras junto a 3 más de sus compañeros.

Jiménez es periodista norteamericano de ascendencia latina y piel oscura. Josh Campbell, de CNN, declaró que él también fue advertido por las autoridades que, luego de mostrar su acreditación como miembro de prensa, le respondieron que “Está bien, se te permite estar en el área”. Campbell, que es blanco, afirma que “me trataron de una manera muy diferente a Jiménez”

Luego de lo sucedido, el presidente de CNN, Jeff Zucker, habló con el gobernador de Minnesota, Tim Walz, para que liberara inmediatamente al equipo de prensa. Ya Jiménez y su equipo fueron liberados y el gobernador Walz declaró que “se disculpa profundamente” y que este tipo de detenciones son “inaceptables”.