Pekín registró 19 enfermos de covid-19 en la última semana, algunos de los cuales de la variante inglesa, más contagiosa

Pekín inició este viernes su campaña masiva de test de covid-19 entre sus habitantes, tras haber detectado algunos casos de coronavirus, lo que dio lugar a impresionantes filas de espera en las calles de la capital china.

Los dos distritos centrales de Dongcheng y Xicheng, donde se encuentran la plaza Tiananmen y numerosos edificios gubernamentales, anunciaron que querían examinar en dos días a todos sus residentes y trabajadores (unos 2 millones de personas).

Un periodista de la AFP observó este mismo viernes en la capital una fila de más de 400 metros, formada por unas 1.000 personas que esperaban para someterse a un test en el distrito de Dongcheng.

“Recibí una notificación esta mañana para que me examinara. Vine durante la pausa de la comida, ¡sin pensar que habría tanta gente!”, declaró una habitante.

Foto: EFE

En la red social Weibo, varios pekineses daban cuenta de las filas “interminables” que se estaban formando. 

China, donde la epidemia apareció a finales de 2019, prácticamente ha controlado el coronavirus desde la pasada primavera boreal, gracias a los confinamientos, el rastreo de los desplazamientos, una drástica filtración de las personas llegadas desde el extranjero y el examen masivo de sus habitantes. Desde mayo, solo se ha registrado oficialmente un fallecido por covid-19.

Pero, en las últimas semanas, surgieron pequeños focos de la enfermedad en el norte del país. Pekín registró 19 enfermos de covid-19 en la última semana, algunos de los cuales de la variante inglesa, más contagiosa.

A nivel nacional, el ministerio de Salud informó este viernes de 103 nuevos contagios, seis de ellos en Shanghái (este de China) y tres en la capital. La mayoría de los otros casos se reportaron en provincias del noreste del país.