Algunas compañías españolas han recibido advertencias del Ejecutivo estadounidense para que corten cualquier relación con el Ejecutivo de Nicolás Maduro

Las sanciones de la Administración Trump a las actividades petroleras venezolanas fueron abordadas, este lunes, por el ministro español de Exteriores, Josep Borrell, y su homólogo estadounidense, Mike Pompeo.

Aunque Borrell no quiso dar nombres, sí explicó que algunas compañías españolas han recibido advertencias del Ejecutivo estadounidense para que corten cualquier relación con el Ejecutivo de Nicolás Maduro.

Aclaró que el Gobierno de España no ha recibido advertencias directas de Estados Unidos.

“Pero hay empresas petrolíferas españolas, que no voy a mencionar por su nombre, que están manteniendo una cierta actividad, y en la medida en que esa actividad pueda plantear un problema con respecto al régimen de sanciones que los americanos han establecido, naturalmente esa cuestión sí lo hemos hablado”, admitió Borrell según EFE.

En Venezuela operan 94 empresas españolas de diferentes sectores como la energía (Repsol), la banca (BBVA, Santander) y los seguros (Mapfre), según figura en la web de la Cámara Venezolano Española de Industria y Comercio.

Pompeo pidió a España que “se hagan todas las presiones políticas y financieras posibles para no dar ninguna facilidad al régimen de Maduro”, refirió Borrell.

Y Borrell replicó que “España va a hacer lo que va a hacer en el marco de la Unión Europea (UE)”.