“Espero poder estar en Copacabana abrazando a todos en el cambio de 2022 a 2023. Se echará de menos este año, pero lo más importante es que sigamos vacunando y salvando vidas”, añadió el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, anunció este sábado la cancelación de la fiesta oficial de fin de año en la ciudad, que antes de la pandemia atraía a millones de turistas, tras registrarse los primeros casos de la variante ómicron del coronavirus en Brasil.

“Vamos a cancelar la celebración oficial de ‘Réveillon’ de Río. Tomo la decisión con tristeza, pero no podemos organizar la celebración sin la garantía de todas las autoridades sanitarias”, afirmó Paes en sus redes sociales.

El alcalde de la capital fluminense subrayó que su administración “respeta la ciencia” y que acataron la recomendación “más restrictiva”, pues, según reveló, el comité de científicos del Ayuntamiento era favorable a los festejos, pero el del estado de Río, no lo era.

“Espero poder estar en Copacabana abrazando a todos en el cambio de 2022 a 2023. Se echará de menos este año, pero lo más importante es que sigamos vacunando y salvando vidas”, añadió.

Río se suma así a al menos otras 21 capitales regionales -de un total de 27- que también han decidido no organizar ningún tipo de evento público o conciertos para recibir al 2022, entre ellas Sao Paulo, la ciudad más populosa del país.

El principal motivo es el temor a un nuevo repunte de la pandemia de covid-19, que ya ha causado más de 615.000 fallecidos y 22,1 millones de infectados, en medio de la alerta por la aparición de la variante ómicron.