La aprobación de esta resolución permite que la misión siga investigando y reportando ante el Consejo durante el 2021 y 2022 los abusos ocurridos en el país desde el 2014.

Hoy, el Consejo de Derechos Humanos de Naciones unidas aprobó una resolución que extiende por dos años más la Misión Internacional que fue creada en el 2019, para investigar la violaciones de los derechos humanos en Venezuela.

Esta resolución fue promovida por países latinoamericanos del Grupo de lima. Tuvo 22 votos a favor y tres en contra, uno de estos votos negativos fue de Venezuela, y 22 abstenciones.

En nombre del Grupo de Lima, la representante del Perú había señalado anteriormente que, la Misión Internacional ”es necesaria para mejorar la situación en Venezuela, ya que hay que poner a las víctimas en el centro de las preocupaciones”.

La Misión Internacional, conformada por Marta Valiñas, Francisco Cox y Paul Salis, presentaron un informe ante el Consejo, el 23 de septiembre, en el que informaban violaciones cometidas como parte de una línea de conducta generalizada y sistemática de conformidad con políticas de estado que constituyen crímenes de lesa humanidad.

Jorge Valero, embajador venezolano ante Naciones Unidas, en Ginebra, manifestó su desacuerdo ante la aprobación de esta resolución y señalo que es ‘’la imposición de un mecanismo de monitoreo que no cuenta con el consentimiento de mi país y de mi pueblo’’. También añadió  que la Misión Internacional ‘’elabora informes falsos, sin rigor científico, y ha despilfarrado casi tres millones de dólares’’.

El embajador criticó las acciones de la Unión Europea (EU) yqu, su apoyo a la resolución, ”responden sumisamente a los intereses de una potencia colonial decadente, la de Donald Trump. Los Gobiernos del cártel de Lima son los más serviles y se arrastran sin vergüenza ante la bota imperial’’, añadió.