La Procuraduría General y la Defensoría del Pueblo rechazaron el asesinato de la funcionaria y pidieron al Gobierno “tomar medidas de carácter urgente para garantizar la vida, la integridad personal y el trabajo de los personeros del país”

La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos condenó este martes el asesinato de Paula Andrea Rosero Ordóñez ocurrido anoche en Samaniego, localidad del sureño departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador, de la cual era personera municipal.

El crimen fue perpetrado por sicarios que le dispararon cuando la personera (autoridad municipal responsable de la defensa de los derechos humanos) regresaba a casa en compañía de su esposo después de asistir a una celebración de cumpleaños.

La Procuraduría General y la Defensoría del Pueblo rechazaron en un comunicado conjunto el asesinato de la funcionaria y pidieron al Gobierno “tomar medidas de carácter urgente para garantizar la vida, la integridad personal y el trabajo de los personeros del país”.

La ONG Programa Somos Defensores divulgó ayer un informe en el que señala que 25 defensores colombianos de derechos humanos fueron asesinados en el primer trimestre de este año.

De acuerdo con el Sistema de Información sobre Agresiones contra Personas Defensoras de Derechos Humanos en Colombia (Siaddhh), en el cual se basó Somos Defensores para su análisis, el departamento en el que se cometió el mayor número de asesinatos fue Antioquia (noroeste), con cinco casos.