El organismo regional trato el tema y alertan acerca de la gran cantidad de venezolanos que han salido del país por la crisis que se vive en los últimos años

Los presidentes de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, países miembros del Mercosur, más seis de los Estados asociados al bloque emitieron este miércoles una declaración en la que expresaron su preocupación por la crisis que vive Venezuela y advirtieron del “severo deterioro” de las condiciones de vida en ese país.

En el documento, los firmantes manifestaron su “preocupación por la grave crisis que atraviesa Venezuela, que afecta seriamente la situación humanitaria y de derechos humanos”.

En la declaración, emitida en el marco de la cumbre del Mercosur que se celebra en la ciudad argentina de Santa Fe, se afirma que por la crisis unos 4 millones de venezolanos se vieron forzados a emigrar en busca de mejores condiciones de vida.

“La comunidad internacional debe continuar contribuyendo, por todos los medios pacíficos a su alcance, a buscar un pronto retorno de la institucionalidad democrática a ese país”, señala la declaración.

Los firmantes “decidieron continuar promoviendo el restablecimiento pleno de la democracia y del Estado de Derecho en Venezuela, incluyendo la celebración de elecciones presidenciales libres, justas y transparentes en el menor tiempo posible”.

El documento alerta por el “severo deterioro de las condiciones de vida del pueblo venezolano” y remarca “la necesidad de continuar coordinando esfuerzos a fin de dar respuestas integrales para atender la crisis migratoria, humanitaria y social que vive ese país, preservando la dignidad y los derechos fundamentales de los venezolanos”.

La declaración lleva las firmas de los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, de Brasil, Jair Bolsonaro, de Paraguay, Mario Abdo Benítez, y de Uruguay, Tabaré Vázquez, como miembros del Mercosur.

Además fue suscrita por Chile, Colombia, Perú, Ecuador, Guyana y Surinam.

En agosto de 2017 el Mercosur suspendió a Venezuela por considerar que en ese país hubo una “ruptura del orden democrático” por parte del Gobierno de Nicolás Maduro.

Pese a esta suspensión adoptada por consenso, la posición de los miembros del bloque no es del todo unívoca respecto a la situación en Venezuela y cómo ayudar para lograr un llamado a elecciones libres en el país suramericano.

Uruguay conforma junto a México, Bolivia y la Comunidad del Caribe (Caricom) el Mecanismo de Montevideo, una iniciativa para impulsar el diálogo político en Venezuela, y no ha reconocido al titular de la Asamblea Nacional (Parlamento venezolano), Juan Guaidó, como presidente encargado del país, función que desempeña desde enero pasado.

En cambio, Argentina, Brasil y Paraguay reconocen a Guaidó como presidente encargado de Venezuela e integran el Grupo de Lima, con posiciones más duras respecto al régimen de Maduro.

Los cancilleres del Grupo de Lima se reunirán en Buenos Aires el próximo martes para abordar la situación en Venezuela.