Correa, que gobernó Ecuador de 2007 a 2017, se instaló en Bélgica poco después de concluir su mandato y no ha regresado al país desde inicios de 2018

Dos noticias sobre el expresidente Rafael Correa se conocieron este viernes: El presidente de la Corte Nacional de Justicia de Ecuador, Iván Saquicela, anunció que firmó una providencia con la que solicita formalmente la extradición; y se conoció que Bélgica otorgó asilo político con estatus de refugiado a Correa.

Correa, que gobernó Ecuador de 2007 a 2017, se instaló en Bélgica poco después de concluir su mandato y no ha regresado al país desde inicios de 2018, cuando comenzaron a abrirse procesos de investigación contra él y, en dos de ellos, se emitieron órdenes de arresto preventiva.

En una resolución a la que tuvo acceso Efe y fechada el pasado 15 de abril, el comisariado general de refugiados y apátridas de Bélgica confirmó que otorgaba a Correa el estatus de refugiado en este país, de donde es oriunda su esposa, Ann Malherbede.

Correa fue condenado por cohecho e inhabilitación política de 25 años en el caso “Sobornos 2012-2016”, una trama en la que se recibieron aportes indebidos en el palacio presidencial de Carondelet para la financiación irregular del movimiento oficialista Alianza País, a cambio de la adjudicación de millonarios contratos del Estado a diversas empresas, entre ellas la brasileña Odebrecht.

Por ese mismo caso de corrupción fueron condenados exaltos funcionarios, como el exvicepresidente Jorge Glas, quien recientemente salió en libertad.

El abogado de Correa, Christophe Marchand, explicó que la solicitud de asilo se había puesto en marcha tras iniciarse en 2018 en Ecuador un proceso legal que le relacionaba con el supuesto secuestro de un opositor en 2012.