El secretario interino de Justicia, Jeffrey Rosen, anunció este viernes el inicio de una investigación de la muerte del agente

Las banderas del Capitolio  de Estados Unidos fueron izadas a media asta este viernes, tras el deceso de un policía que elevó a cinco los muertos en el asalto de ese edificio por partidarios del presidente saliente, Donald Trump.

El policía del Capitolio Brian Sicknick, de 42 años, fue golpeado en la cabeza con un extintor de fuego cuando enfrentaba a quienes irrumpieron el miércoles en el Capitolio.

Sicknick retornó a su oficina donde colapsó y fue llevado a un hospital. Allí falleció la noche del jueves, según una nota de la Policía del Capitolio.

El secretario interino de Justicia, Jeffrey Rosen, anunció el viernes el inicio de una investigación de la muerte del agente.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, ordenó izar a media asta las banderas en su honor. 

“El sacrificio del oficial Sicknick nos recuerda nuestras obligaciones para quienes servimos: proteger a nuestro país de toda amenaza extranjera o doméstica”, dijo en una nota.

Otras cuatro personas, todas asociadas a las protestas en apoyo a la infundada denuncia de Trump de que le robaron las elecciones, también murieron en la invasión del miércoles al Congreso.

Una veterana de la Fuerza Aérea y ferviente partidaria de Trump murió por disparos de un policía del Capitolio dentro del edificio y envuelta en una bandera del presidente.

Otros tres simpatizantes de Trump perecieron en zonas del Capitolio por “emergencias médicas”: dos hombres murieron por ataques cardíacos y una mujer por las lesiones que sufrió al ser arrollada por la multitud fuera del edificio.