Con la presencia de varios gobernadores, que insistieron en el inicio inmediato de la vacunación, como ya la comenzó el estado de Sao Paulo, impulsor de la vacuna china a través del estatal Instituto Butantan

El Ministerio de Salud de Brasil cedió a la presión de los gobernadores y anticipó para este mismo lunes el inicio de la vacunación contra el nuevo coronavirus, que estaba inicialmente prevista para el miércoles, anunció el propio titular de la cartera, Eduardo Pazuello.

“Creo que podemos comenzarla este lunes” hasta el fin de la tarde, declaró Pazuello en Guarulhos, región metropolitana de Sao Paulo, durante el acto de inicio de distribución de las seis millones de dosis de la vacuna Coronavac, del laboratorio chino Sinovac.

Con la presencia de varios gobernadores, que insistieron en el inicio inmediato de la vacunación, como ya la comenzó el estado de Sao Paulo, impulsor de la vacuna china a través del estatal Instituto Butantan, el Gobierno federal volvió, una vez más, a cambiar los planes como pasó desde la semana pasada.

“A todas las familias de las víctimas, reciban nuestra solidaridad. Es muy difícil perder a alguien que amamos. Está dado el primer paso para la mayor campaña de vacunación del mundo”, apuntó Pazuello.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa, regulador) aprobó el domingo el uso en carácter de emergencia de la Coronavac y de la Covishield, del laboratorio anglo-sueco AstraZeneca y la universidad británica de Oxford, que será producida en Brasil por la estatal Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz).

Inmediatamente después de la aprobación, el gobernador del estado de Sao Paulo, Joao Dorio, un antiguo aliado del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y ahora su principal rival político, inició la vacunación para el personal de la salud en su región, la más golpeada por la covid-19.

Vacuna, foto referencial/ EFE/ Antonio Lacerda

Considerada como una victoria política, después de la guerra ideológica trabada con Bolsonaro, uno de los líderes mundiales más escépticos frente a la gravedad de la pandemia y que llegó a criticar la vacuna china, el Ministerio de Salud terminó comprando las dosis de Coronavac, las únicas disponibles hasta el momento.

No obstante, el inicio de la vacunación en Sao Paulo, sin esperar el comienzo del Plan Nacional de Inmunización (PNI), propuesto por el Gobierno, generó malestar entre los otros gobernadores, entre los que Wéllington Días, de Piauí y presidente del Consorcio Nordeste -que reúne nueve estados- se pronunció contra la actitud de Doria.

“El entendimiento siempre fue que Brasil lo iba a hacer en una misma fecha (la vacunación). Un estado coloca a los demás como de segunda categoría”, dijo Días a colegas a través de mensajes, según el diario Folha de Sao Paulo.