Unos 12.000 soldados estadounidenses, canadienses y europeos desplegados actualmente en Afganistán dejarán el país para navidad

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, pidió este jueves “consultar” y “coordinar” el futuro de la misión aliada en Afganistán, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aludiera al retorno de las tropas estadounidenses que quedan en ese país para Navidad.

“Consultaremos sobre el futuro de nuestra misión en Afganistán, es importante que coordinemos nuestros esfuerzos”, indicó Stoltenberg en una comparecencia de prensa.

El político noruego recordó que, de las 12.000 tropas aliadas que hay ahora en Afganistán, “una parte significativa de ellas son europeas y canadienses, y por supuesto hay además las estadounidenses”.

Señaló que todos los aliados y sus socios están haciendo un “verdadero esfuerzo” allí y que el enfoque “es uno basado en condiciones: tomaremos decisiones basadas en las condiciones sobre el terreno porque creemos que es extremadamente importante continuar comprometidos con el futuro de Afganistán, porque es por nuestro interés el preservar la seguridad a largo plazo de ese país”.

“Decidimos ir a Afganistán juntos, tomaremos decisiones sobre futuros ajustes juntos y, cuando el momento oportuno llegue, nos iremos juntos”, resumió, haciendo alusión al que “ha sido y sigue siendo el mensaje de los aliados” de la OTAN desde hace “muchos años”.

Trump anunció este pasado miércoles la retirada de la totalidad de las tropas de su país,desplegadas en Afganistán para Navidad.

“¡Deberíamos tener en casa al pequeño número de Hombres y Mujeres Valientes que quedan en Afganistán para Navidad!”, dijo el mandatario en Twitter, sin ofrecer más detalles.

A comienzos de septiembre, Trump señaló que se reduciría en “un corto periodo de tiempo” hasta 4.000, la cifra de soldados desplegados en Afganistán.

Días antes, el jefe del Comando Central estadounidense, el general Frank McKenzie, había informado de que el contingente de militares de su país destacados en Afganistán se recortaría hasta 4.500 hacia noviembre próximo.

Stoltenberg hizo hincapié en que la OTAN “está en Afganistán para evitar que vuelva a ser un territorio seguro para terroristas internacionales”.