20.2 C
Caracas
jueves, 09 febrero, 2023

Historiador Roberto López: En cualquier momento va a regresar el espíritu respondón del pueblo venezolano

Texto, fotos y videos: Vanessa Davies

Fecha:

Comparte:

«Tenemos una lumpenizacion de la política en Venezuela. Las élites políticas en ambos extremos de la polarización son mediocres, son personajes sin formación intelectual que no tienen experiencia política de relevancia, y que tampoco demuestran actuar bajo principios ideológicos de ningún tipo», afirma el profesor de La Universidad del Zulia. «La nueva élite de vanguardia tiene que surgir rechazando la posibilidad de venderse al mejor postor, y asumiendo el riesgo de la confrontación contra el estado de cosas, que es un riesgo real que puede conducirte a la tortura, al exilio e, incluso, a que te maten, como se ha demostrado. Esas élites políticas no van a surgir de la nada ni en poco tiempo»

Siempre ha sido rebelde y no va a dejar de serlo ahora, cuando parece que quienes hicieron de la lucha su gran bandera hoy se van convirtiendo en el retrato de lo que aborrecieron. Roberto López Sánchez usa la historia, lo que guardan las raíces, para explicar el presente. Su conversación con contrapunto.com ocurrió en los últimos días de diciembre de 2022, un año que se cerró con protestas y que dio paso a otro año con nuevas manifestaciones.

-Los venezolanos somos respondones. ¿Por qué?

-En Venezuela hay mayor igualitarismo social. Tiene que ver con nuestra historia, con la participación popular en la independencia. Las élites salieron totalmente debilitadas. El ejército que derrotó a los españoles y los sacó del continente, un ejército de llaneros venezolanos, estaba formado por mestizos, por antiguos esclavos, lo que llamaban pardos; por pueblo. Era un ejército popular que generó una sociedad en la que la discriminación racial y de clases es menor. Eso hace que en general el venezolano sea respondón, y que cualquier individuo, en el barrio más humilde, se siente con derecho y tiene las posibilidades de llegar a cualquier instancia del Estado, o de empresas, o de instituciones públicas.

-¿El pueblo está achantado?

-Existe una realidad global geopolítica en la cual al gobierno venezolano lo está atacando lo que llaman el bloque occidental, el bloque que ha gobernado el mundo y encabezado ahora por Estados Unidos, y que tiene medidas económicas y de financiamiento a determinada oposición en el país. Ese discurso antiimperialista y popular que enarboló el presidente Chavez, y que lo mantiene discursivamente Maduro, tiene mucho peso en un contexto en el que han surgido tendencias fascistas, de supremacismo racial y discriminación hacia los latinoamericanos. Reivindicar al pueblo, la nacionalidad, los valores continentales y latinoamericanos pesa mucho en la conciencia de las personas. No es tan fácil que se comprenda que quienes gobiernan con ese discurso no tienen que ver en la práctica con eso. En algún momento Chávez intentó caminar por allí en algunos aspectos, pero Maduro no tiene una ruta trazada en esa dirección. La conciencia popular tarda en asimilar eso, pero en cualquier momento va a regresar el espíritu respondón del pueblo. Eso no es eterno.

-¿Cómo puede manifestarse?

-En un artículo que escribí recientemente lo vuelvo a plantear. Venezuela ha tenido cinco grandes procesos de transformación sociopolítica. Cada 40 años existe un proceso de cambio que se llama revolucionario, con líderes que vienen de circunstancias revolucionarias, y que termina haciendo lo contrario. Es el caso de los generales de la independencia, de los generales de la Guerra Federal, de los andinos con Gómez; también, de la revolución de 1945 y 1958 y posteriormente de la revolución bolivariana que encabezo Chávez y que Maduro es su antítesis. Son procesos históricos similares, en historia comparada. Tienes un personaje como Juan Vicente Gómez, que es un personaje que como militar derrotó una conspiración de las multinacionales, derrotó al ejército mercenario. Gómez jugó un papel nacionalista, de liberación nacional, y el mismo Gómez en 1908 se abraza con el gobierno de Estados Unidos y derroca a Castro. El mismo personaje pasa de antiimperialista a proimperialista en cinco años. Es el mismo caso de Betancourt. El alto mando militar le da un ultimátum a Gallegos y lo primero que le exigen es expulsar a Betancourt de Venezuela, porque para las compañías norteamericanas los adecos eran comunistas disfrazados. Y ya en 1958, 10 años después. Betancourt viene en un pacto con EEUU a firmar el Pacto de Punto Fijo para impulsar un gobierno que excluye a los comunistas. Pasa a jugar el papel contrario. Y con Maduro vivimos lo mismo.

-¿Qué es lo mismo?

-Se ejemplifica en cosas como el arco minero. Uno de los principios de Chávez era romper la sujeción a las estructuras internacionales del capital, como el Ciadi, el tribunal donde las multinacionales tramitan sus reclamos. Chávez se había retirado del Ciadi, había expulsado a la compañía Gold Reserve que explotaba oro en Bolívar y Amazonas, y Maduro volvió a traer a la Gold Reserve, se incorporó al Ciadi y le iba a pagar la demanda. Es un ejemplo de cómo terminan haciendo lo contrario. A otra compañía denunciada en Bolivia, en África, en Dominicana y en Argentina como contaminante porque usa mercurio en la explotación del oro y contaminantes en general, la trajeron para el arco minero y en 2016 sus representantes fueron a Miraflores a abrazarse con Maduro. Y para remate, el representante era Manuel Rocha, que había sido embajador de EEUU en Bolivia, alto funcionario del Departamento de Estado en la época de Roger Noriega y Otto Reich, y ahora está metido a empresario. Después de conspirar contra el gobierno de Chávez vino muy contento a Miraflores a firmar contrato con Maduro. Es algo contradictorio.

-¿Por qué los que vienen después de esos líderes contradicen sus procedimientos?

-Lo que sucede es que el grupo social dominante de la época colonial, que se constituyó en la época colonial, los blancos criollos esclavistas y terratenientes, desapareció en la Independencia y con ellos desapareció la representación criolla de la burguesía internacional. La burguesía no ha podido reconstruir sus representantes criollos. El capital no es algo etéreo, hay personas de carne y hueso que representan el capital, y que en Venezuela prácticamente no existen. Pongo el ejemplo de Mariángela Holguín en Colombia, que tiene 10 expresidentes en su árbol genealógico y ha sido funcionaria de varios gobiernos. En Venezuela tenemos una burguesía que no tiene abuelos. Páez construyó la suya, que desapareció con Guzmán. La de Guzmán desapareció con Gómez. La de los adecos está en proceso de desaparecer y el chavismo construye su propia burguesía. Es un proceso sui generis en el continente. No hay clase social con experiencia de dominación. Es una burguesía que no tiene abuelos.

-¿Por qué los sucesores contradicen?

-Tiene que ver con la falta de organización y conciencia de la población, y con los paradigmas que imperan en el mundo occidental. Ninguno de los paradigmas políticos, ni de izquierda ni de derecha, incluyen una verdadera soberanía popular. Todos los los gobiernos tienen la presión de las compañías multinacionales, de las grandes potencias, que terminan comprando a las nuevas élites dirigentes, que terminan integrándose a la burguesía como socios menores, como ha ocurrido con el paecismo, el guzmancismo el gomecismo, y ahora, con el chavismo. Hay una usurpación de la voluntad de cambio de la población por unas élites, sin espacio de participación real de la población, lo que facilita que las élites se corrompan.

-El liderazgo político está desconectado. ¿Por qué?

-Pienso que tenemos una lumpenizacion de la política en Venezuela. Las élites políticas en ambos extremos de la polarización son mediocres, son personajes sin formación intelectual que no tienen experiencia política de relevancia, y que tampoco demuestran actuar bajo principios ideológicos de ningún tipo. Es una escasa capacidad para ocuparse como líderes, y la mayoría de ellos termina involucrándose en acciones de elemental corrupción administrativa. Si uno reconstruye la historia, para irnos al interior de AD en 1958, era una organización que tenía renombrados intelectuales. La dirigencia obrera y campesina -derrocados, torturados o en exilio- que había participado en lucha armada contra Pérez Jiménez estaba formada por profesionales destacados, líderes destacados. El mismo chavismo que llegó en 1999 era un movimiento aluvional que no representaba nada en sí mismo, no había tenido trayectoria política previa. Los sectores que hicieron oposición al Puntofijismo, la izquierda marxista y la parlamentaria, no estaban representados en el chavismo. El chavismo era un movimiento aluvional, con gente sin trayectoria, experiencia ni formación, que no actuaba con base en ningún principio. Lo único que tenía era el liderazgo de Chávez, muy poderoso en sí mismo, pero un país no puede ser dirigido por una sola persona.

-¿Esa lumpenizacion puede cambiar?

-Puede cambiar en la medida en que de la lucha social se configuren espacios de organización y de idelogización en sentido general, que formen nuevas élites de dirección política del país. Es un proceso lento. En Venezuela siempre estamos sujetos a la injerencia extranjera. Las potencias y las multinacionales tiene el dinero para compra a quien sea. La nueva élite de vanguardia tiene que surgir rechazando la posibilidad de venderse al mejor postor, y asumiendo el riesgo de la confrontación contra el estado de cosas, que es un riesgo real que puede conducirte a la tortura, al exilio e, incluso, a que te maten, como se ha demostrado. Esas élites políticas no van a surgir de la nada ni en poco tiempo. Tiene que transcurrir años de formación hasta que se constituyan referencias que puedan presentarse ante la población como alternativa. Si nos atenemos a los anteriores ciclos apenas han pasado 24 años. Claro, las cosas pueden ocurrir de otra manera.

-¿Cómo?

-No creo que estamos viviendo un ciclo y que luego venga otro, y otro. No sé cómo va a ocurrir, pero puede ser diferente. Los libros de Asimov, Trilogía, descubren cómo con cálculos matemáticos se puede predecir el curso de la historia.

-¿La izquierda tiene algo que decirle al pueblo?

-Creo que sí hay izquierda pero no creo que tenga mucho que decir. La izquierda marxista y socialdemócrata en Venezuela responde a una realidad del siglo XX, a la primera mitad del siglo XX, como la socialdemocracia representada en el MAS, la izquierda marxista fundamentalmente con grupos trotskistas. El mundo avanza a pasos agigantados, se ha abierto un campo de análisis más allá de la modernidad capitalista de los últimos 500 años. Todo el pensamiento político y las instituciones responden a la modernidad europea del renacimiento y de lo que vino después, pero eso en realidad es simplemente un periodo circunstancial de la historia del mundo, en el cual Europa Occidental impuso una única y falsa visión bajo el nombre de historia universal. En este siglo se han descubierto circunstancias que colocan a América en un lugar más antiguo que Europa, como Perú, con una civilización que tiene 25 ciudades, pirámides, acueductos, agricultura y opmercio, y que coloca a América con una gran civilización 30 siglos antes que la Grecia clásica. Occidente parte de que el origen de la civilización es de la Grecia clásica. Ademas se ha descubierto que los seres humanos llegaron a América hace 30 mil años, y no era el caso de Europa. Nosotros no somos ningún nuevo mundo, más nuevo mundo sería Europa. La realidad de los hechos no tiene que ver con el discurso que ha imperado. De esas sociedades hay que aprender. Hay que construir un pensamiento que nazca de la periferia, de Asia, África y América, porque esas sociedades de Europa y Estados Unidos están en proceso de colapso.

Para Roberto López a la izquierda le corresponde ampliar su campo de análisis, hacer una ruptura crítica con el marxismo-leninismo. «La izquierda lamentablemente tiene unos dogmas metidos en la cabeza, unilineales, que impiden presentar un programa claro a la población, y eso se traduce en las razones de los fracasos de los procesos latinomericanos. Nosotros investigamos las crisis politicas en Ecuador, Peru y Bolivia, entre 2019 y 2022, y en Bolivia y Ecuador encontramos que se reprodujeron aspectos de los sistemas politicos tradicionales, en los cuales la representación popular sigue dependiendo de un partido político. Esos sistemas políticos reproducen el mismo tipo de relaciones políticas de las democracias burguesas anteriores, el pueblo vota por el partido y la democracia participativa y protagónica no aparece por ningún lado».

Por el contrario «esos partidos están tratando de cooptar y someter a los movimientos populares, y si no los someten, los llaman agentes de la CIA por protestar cuando no se debe protestar porque hay un proceso revoluciona. Se implantó el referéndum, pero Maduro lo borró de la historia, porque no existe la posibilidad de consultar cosa de importancia. Es la misma democracia adeco-copeyana anterior, e incluso con peores vicios, porque prácticamente se disuelve la Constitución»

En su opinión «esa forma de conducirse la izquierda en América Latina no permite la construcción de un programa alternativo».

López alega que la democracia participativa y protagónica «es un programa adecuado para salirle al paso al colapso de la democracia tradicional, pero los principios de esa democracia participativa no se ejecutaron en una forma de representación distinta. Como lo expone, no está en contra de los partidos, «pero sí en contra de que los partidos representen al pueblo».

Para contactarnos escribe a nuestro correo editorial [email protected]
Recibe la actualización diaria de noticias a través de nuestro Grupo WhatsApp 
Twitter | Instagram

━ más como esto

Alianza Lápiz propone con urgencia «un nuevo modelo económico para el país»

El dirigente político, a su salida del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), señaló que "los venezolanos demandamos con urgencia una nueva manera de hacer...

Este es el valor del dólar oficial para este jueves #09Feb

El tipo de cambio oficial continúa con tendencia al alza El Banco Central de Venezuela (BCV) informó que la tasa de cambio que regirá las...

Leones vencieron 7-4 a Colombia y pasaron a semifinal de la Serie del Caribe

Los equipos que ganen este jueves pasarán a la final que se celebrará el viernes, en Caracas Los Leones del Caracas, de Venezuela, vencieron este...

Freddy Superlano confirma que Voluntad Popular lleva su candidato a la primaria pero apoyará a Rosales, María Corina o quien gane

"En este momento, cuando no hay un liderazgo reconocido como un liderazgo fuerte que pueda unificar a todos los venezolanos, es la primaria el...

Diosdado vuelve a hablar sobre las ONG y también sobre la primaria: Esto es lo que dijo

El dirigente chavista señaló a la comisión de primaria por presuntamente haber solicitado a Estados Unidos "22 millones de dólares, y los gringos les...