Delsa Solórzano: “A pesar de que pensamos diferente tenemos la obligación de hacerlo juntos”

José Gregorio Yépez y Yahvé Álvarez. Fotos: Rafael Briceño

La dirigente confía en que se abrirá “la investigación definitiva” sobre “crímenes de lesa humanidad” en Venezuela. Sostiene que las acciones de la administración Maduro no solo implican violaciones de derechos humanos y por eso es competencia de la Corte Penal Internacional. Hace la salvedad de que hay “una oposición de verdad porque quienes le bailan La Burriquita al régimen de Maduro no son oposición”

En el escenario opositor, Delsa Solórzano sostiene que cualquier acción debe pasar por una actuación acordada y en unidad. Lo considera un deber y una obligación.

Llega sonriente a la redacción y con amabilidad conversa mientras preparamos el escenario para el programa Con tres puntos.

Habla con la fluidez de quien está convencida de sus planteamientos. Se ríe. Conversa desde la coloquialidad. Maneja con rigor el conocimiento de los temas que aborda más allá de la política, como defensora de los derechos humanos.

-¿Cómo percibe la transición que se vive en la Corte Penal Internacional de cara a el tema de derechos humanos en Venezuela?

-Hoy día el tema de la Corte Penal Internacional creo que amerita mucha conversación, mucha explicación porque evidentemente no es sencillo ni la gente maneje de manera cotidiana. No hubo una comunicación adecuada con la hora en la que salió el comunicado de la señora Benzouda y eso generó muchísima confusión en la gente que llegó a pensar que se había engavetado el caso de Venezuela y es exactamente al contrario. En el grupo de trabajo decíamos le ganamos una más al régimen. Es una muy buena noticia ver que finalmente en un documento oficial, no en una entrevista, no en un informe en respuesta a Almagro como había salido antes, sino en un documento oficial de la Corte Penal Internacional, se refiere el caso Venezuela 1, que es el que a nosotros nos ocupa, y señala que hay méritos suficientes para darle apertura a la investigación y decir que la investigación tiene que pasar al siguiente nivel. ¿Por qué digo que le ganamos una más al régimen? Porque el abogado de Maduro el señor Tarek (Tarek William Saab) ha estado introduciendo distintos documentos, donde señala o hace uso del reglamento para establecer tácticas dilatorias en todo este proceso.

-A la señora Benzouda se la había señalado de ser “alcahuete del Gobierno de Maduro”. ¿Esto echa por tierra todos aquellos cuestionamientos que se le hicieron?

-Yo tengo cuestionamientos y eso es absolutamente natural. Creo que ella fue muy lenta con el proceso.

-Esos trámites nunca son rápidos.

-Nunca son rápidos pero ya había una respuesta al Secretario General de la OEA, Luis Almagro y había señalado que en efecto había suficientes elementos que demuestran que Venezuela se han cometido crímenes de lesa humanidad y que en efecto, estos crímenes son de la competencia de la corte.

-Después de este escenario… ¿cuál va a ser el paso por parte la oposición?

-Yo no hablo como oposición. Yo soy defensora de víctimas. Yo represento a más de 200 víctimas en la Corte Penal Internacional y tengo una enorme responsabilidad con ellas. Soy opositora claramente, pero en este caso actúo como abogada de distintas víctimas ante la Corte. El próximo paso, según lo dijo la propia Benzouda en su despedida, es que ya el nuevo fiscal, el señor Khan, tiene pleno conocimiento del expediente. Ella dejó consignado su opinión ante la Sala de Cuestiones Preliminares de la corte y le está pidiendo que haga su exposición al señor Tarek ante sus peticiones. ¿Qué pidió el señor Tarek? Exigió varias cosas como que la Corte no había colaborado suficientemente con el Estado, cosa que es falsa y la señora Benzouda lo desmintió. Dijo que algunos de los mecanismos de pruebas que constan en el expediente fueron obtenidos de manera ilegal. ¡¿A ver?! Pero de qué otra manera los exiliados, las víctimas de delito pueden hacerlo. Por ejemplo, si hay hay un caso en particular de una persona en el exilio, en el que una fuente le llegó con el expediente donde constaban las torturas y se entregó y se fue… ¡ese es un valiente!

-¿Cuáles son los otros argumentos?

-Tarek dijo que en Venezuela no se están cometiendo crímenes de lesa humanidad sino violaciones a los derechos humanos. Lo tercero es que esas violaciones a los derechos humanos tienen una sanción ejemplarizante.

-Argentina se retiró de la demanda por crímenes de lesa humanidad y usted ha sido una cuestionadora de esa acción. La investigación va en el sentido determinar si es una política de Estado o es el exceso de algunos funcionarios.

-Lo que dijo la señora Benzouda en su declaración final es que son crímenes de lesa humanidad y que son competencia de la Corte. Cuando se dice eso es porque se ha evidenciado: Uno. Que es una política de Estado. Dos. Que son de carácter sistemático. Tres. Que son contra una población determinada por un asunto específico que, en este caso, son razones de pensamientos políticos diferentes.

-¿Cual es el paso a seguir que inmediatamente?

-El señor Khan asume su nuevo cargo, la Sala de Asuntos Preliminares, la número uno, tiene que darle una respuesta al abogado de Maduro, lo que debe ocurrir en muy breve lapso y una vez que ello ocurra, ya como lo dijo la propia Benzouda, el señor Khan tiene que pasar a dar respuesta. Lo que debería ocurrir es que se abra la investigación definitiva y sigamos avanzando hacia la justicia y eso un tema que a mí me emociona y me conmueve, porque son demasiados años de trabajo.

-El tema de derechos humanos influye mucho dentro del escenario político venezolano. Incluso hubo una especie de rectificación en los casos Pernalete, Albán y Acosta Arévalo son evidencias de eso.

-Eso no es una rectificación. Eso fue una táctica de Tarek para quitarle competencia a la Corte Penal Internacional, más que una rectificación. ¿Qué hizo Tarek? “Usted no es competente porque esto no es un crimen sino que es una violación a los derechos humanos”, y pone una táctica, no solamente dilatoria, sino para generar esa sensación de que se estaban produciendo sanciones en Venezuela.

-Justamente por eso tiene tanto peso el tema derechos humanos y el Gobierno juega con ello. ¿Cómo influye dentro del escenario de negociaciones con el reino de Noruega y ese espacio de diálogo que se ha venido construyendo?

-No. La justicia es completamente independiente. Eso no es negociable. En eso hemos sido sumamente enfáticos. Lo que nosotros estamos exigiendo en la Corte Penal Internacional, además donde tengo que decir que hemos llevado muchísimos años de exigencia, de consignación de documentos, es un procedimiento que no se negocia, no guarda ninguna relación.

-Pasando a otro tema… Cómo se está desarrollando ese punto de encuentro donde hay factores de la oposición del G4, otra oposición que está en la Mesa de Diálogo Nacional, el Gobierno por un lado e incluso los disidentes del chavismo.

-Yo no hablo del G4, porque la Plataforma Unitaria esta integrada en su directiva por 10 organizaciones políticas de las que nosotros formamos parte. Yo no pertenezco al G4. El G4 tiene derecho a reunirse, a hablar, a conversar… eso es la política.

-Por eso hablo de distinto factores de la oposición. No la incluimos en el G4.

-La concertación somos grupos dentro de las fuerzas democráticas. Y no es ni el G4, ni la concertación, ni tal o cual grupo de la oposición de verdad los que dirigen la política. La política la dirigimos juntos.

-¿Cuál es esa oposición de verdad y cuál es la de mentira?

-La de mentira son los que son utilizados por el régimen. Usted no puede andar y decir: señor Jorge Rodríguez… ¿Yo puedo decir lo que yo quiera aquí?

-Sí.

-Señor Jorge Rodríguez usted es presidente de la Asamblea. Si a ese señor el mundo democrático no lo reconoce, no reconoce a ese ente sino que reconoce a la Asamblea electa en el año 2015. Entonces usted se sienta allí y manda un mensaje de Iris Varela.. Yo creo que eso es parte del teatro. Ese es el parte del circo del régimen.

-¿Y en la oposición no hay circo?

-Lo que estamos buscando para la gente es pan. Pan para la gente que se está muriendo de hambre y que muere de mengua. Que además tiene una grave crisis, no solamente humanitaria. Es una grave violación a los derechos humanos.

-La oposición está unida contra el Gobierno.

-Somos diferentes lógicamente y gracias a Dios que lo somos y pensamos de manera distinta. Hay gente de izquierda, de centro derecha como yo, hay gente de derecha, hay marxistas y hay gente que viene el chavismo disidente. Pensamos diferente, pero lo hacemos juntos.

-El escenario político tiene unas elecciones por delante. Es un hecho político y hay gente que no lo reconoce que CNE existe y es el más potable de todos los que se han tendio en los últimos años. Si no es la vía electoral… ¿cuál es la salida política que tiene la situación venezolana?

-A mi me no me parece que sea potable o no potable esa gente que está ahí ocupando la silla. El tema es que tienen que ser constitucionales. El tema más allá de que sea simpático o antipático, buenos, malos o lo que sea, es que tienen que haber sido designados conforme manda la Constitución. Tan inconstitucional era ese “CNE”, que designaron para diciembre del año pasado, conforme al cual seleccionaron a esos señores que hoy se sientan en las curules de la Asamblea Nacional, que tuvieron que montar a otro y nadie se pregunta: ¿Por qué llamar a un nuevo CNE si acaban de elegir uno en diciembre? Para mí el tema no es que sean potables o no. El tema que estén electos conforme manda la Constitución.

-Hay quien argumenta que en diciembre se eligió una Asamblea Nacional y que por fin, después de 17 años, se cumplieron los trámites legales.

-Están obviando un porcentaje importante de la historia. Están saltando un montón de años en la historia y dicen “esto no ocurrió”, “esto lo borró porque no me conviene”.

-Pero está allí y es un hecho político, se van a producir las elecciones y son parte de las negociaciones en este momento.

-No. Es un hecho político que están allí, así como es un hecho político que Maduro usurpa el poder político en Miraflores. Eso es un hecho político que no se puede refutar. Es un hecho político que ellos están convocando un proceso para el 21 de noviembre.

Delsa Solórzano, segura de sí misma, se detiene un instante solo para hacer más énfasis en su argumentación y sentencia: “No es para nosotros una disyuntiva pensar en: si no es elecciones… ¿qué?. Porque esta es una lucha electoral. Porque siempre ha sido electoral. Porque parte de las exigencias que nosotros estamos haciendo son justamente que haya un proceso de elecciones libres justas y verificables. Un proceso de elecciones que además esté acompañado de un cronograma electoral que nos lleve a una elección presidencial, con determinadas condiciones.

Destaca la necesidad de que en esas condiciones esté la observación internacional y agrega: “Lo ha dicho un comunicado extraordinario conjunto de la Unión Europea y Estados Unidos, los países democráticos del mundo y varios países América Latina, señalando que la lucha es para que haya elecciones. Elecciones que nos lleven a resolver la crisis de los venezolanos y es muy claro que el responsable directo de la crisis que hoy vive Venezuela se llama Nicolás Maduro,

-La crisis venezolana es tan grande que hay gente, circunscrita a sus cuatro metros de necesidades, a la espera de una respuesta que la clase política venezolana no le ha dado. Ni el chavismo, ni las oposiciones. Lo dicen las encuestas que están desconectados de la gente, de su crisis.

-Yo sufro de las crisis en Venezuela. Yo sufro aquí, se me va la luz, no tengo agua, pasamos lo mismo todos los venezolanos.

-Pero el mensaje político pareciera que no está conectado con la gente, con esas necesidades.

-Quien tiene la obligación de resolver la crisis de los venezolanos es quien está en el poder y nosotros lamentablemente hoy no ocupamos el poder. Nuestra lucha es para ocuparlo. Nuestra lucha es para poder resolver los problemas de la gente y estamos completamente convencidos de eso, de la necesidad de tener un gobierno transparente, un gobierno atacando la necesidad de la gente. Un gobierno no solamente que los escuche y que ponga a los pobres en agenda. Un gobierno que resuelva esos problemas. Que chévere que tengamos a los pobres todo el día, todos los días, pero no trabajas por ellos. Eso es parte de la razón por la cual hoy estamos como estamos en Venezuela. Mientras utilizaban el discurso de la pobreza se robaban la plata.

-El discurso “Maduro tiene que irse para poder resolver los problemas” le genera poca expectativa a un gran sector de la población que está de espaldas a la discusión política.

-A una población cuyo problema no se lo va a resolver tener un concejal. Es decir, no va a venir el agua, la luz, la comida, las medicinas. No te van a llegar a vacunar. Yo no estoy vacunada y nadie sabe –de los que estamos aquí-, cómo y cuándo nos vamos a vacunar.

-La estrategia de una parte de la oposición es no participar.

-Me perdonan. Para mí, con todo respeto, quien le hace el baile de La Burriquita al régimen de Maduro no es oposición. Quien se vende por cuatro centavos, no es oposición. La dignidad para empezar no tiene precio. Quienes se convirtieron en alacranes y vendieron su voluntad y tomaron violentamente el Palacio Legislativo, no los puedo catalogar como oposición. Entonces… cuál es la estrategia que tiene que que darse para noviembre: la unidad. Sin unidad no habrá libertad. En este momento en las fuerzas democráticas estamos dando un importante debate sobre ese tema porque evidentemente no todos los partidos políticos tenemos la misma posición. Hay quienes consideran que se debe participar a toda costa. Hay quienes consideran cosas diferentes. Nosotros en Encuentro Ciudadano somos de los que consideramos que en estas condiciones no se debe participar en ese fraude. Ahora en democracia las decisiones se toman por mayoría y se tratan por unanimidad y parte del reto que nosotros tenemos, siempre lo digo es que, a pesar de que pensamos diferente tenemos la obligación de hacerlo juntos. ¿Porque yo me atrevo a decir esto aquí con ustedes?

Vuelve a hacer una pequeña pausa para preparar su argumentación y se responde con vehemencia: “Porque yo creo realmente en el debate. Un debate que tiene que ser de cara al país, de cara a la gente. A lo mejor mi posición es derrotada en la mesa, eso puede ocurrir mañana.

-Es decir, que si mañana en esa mesa de negociación de la oposición que usted llama “oposición de verdad” se decide participar… ¿usted postularía a su gente?

-No.

-¿Eso no es colaborar la desunión de la oposición?

-Lo que pasa es que si la pregunta parte de: ¿En estas condiciones en las que estamos hoy la oposición participaría? Mi respuesta es no. Todos estamos luchando juntos por condiciones electorales que en este momento no están dadas. En este momento si usted me dice “vamos todos a participar”. Yo contesto: le echo pichón… ¿con cuál tarjeta?

-La “comunidad del anillo” de Miranda, es decir, los alcaldes de Chacao, El Hatillo, Baruta y Los Salias están dispuestos a participar y no los pueden tildar de colaboracionistas.

-Eso hay que preguntárselo a ellos.

-Ustedes como perciben a esa gente que está decidida a participar. Hay sectores de la Acción Democrática de Henry Ramos Allup que en la base también están presionando para la participación.

-Lo que se vaya a hacer se hará en unidad y eso es súper importante. Los demócratas participamos en elecciones, pero incluso en las bases de todas las organizaciones políticas se discute. Si en mi partido de Encuentro Ciudadano alguien me dice yo quiero participar y le digo vaya a echarle pichón: ¿Cómo te vas a inscribir porque a Encuentro Ciudadano también se lo robaron.

-Cuéntenos la historia de Encuentro Ciudadano. El capítulo más reciente.

-Encuentro ciudadano es una fuerza nacional que fundamos en el año 2018 e inmediatamente se iniciaron los trámites para la legalización del partido y nunca más nos notificaron de nada. En diciembre de 2019, a uno de los partidos que les notificaron su legalización le entregaron un documento donde decían que habían aprobado a Encuentro Ciudadanos y por eso nos enteramos. A nosotros nunca nos notificaron de nada. Nos enteramos en esa oportunidad por un partido aliado que estaba en la misma comunicación. Nunca más fue notificado de nada. Ese ese mismo mes hicimos un par de cuestionamientos ante el CNE sobre qué pasaba con nuestra tarjeta y nunca más respondieron. Luego vino el 2020 y sabemos lo que ocurrió con la Asamblea.

-¿Hoy qué pasa?

-Hace unos días nos enteramos, de una manera bastante particular, de que el 27 de mayo habían decidido aprobar de manera definitiva Encuentro Ciudadano. ¿A quiénes? No lo sabemos. Lo que yo sé es que no fue a mí, porque me lo hubieran notificado y no nos hubiéramos enterado como nos enteramos de esa manera tan particular que Encuentro fue legalizado sin habernos avisado a sus fundadores legítimos Yo no creo que haya ninguna duda en Venezuela de que yo soy la fundadora.

-En ese caso lo más probable que existan ya candidatos.

-Cualquier cosa puede pasar en un país donde tu partido, que fundas, que sueñas, qué trabajas, se lo den a otro.