Sin importar lo que pase en esta Eurocopa, el fútbol está en presencia de un histórico que muchas veces ha pasado bajo la mesa, y cuya trayectoria es sinónimo de triunfos

A sus 31 años fue vuelto a llamar por Joachim Low para vestir la casaca de Alemania en la Eurocopa y como siempre, su papel es de titular. Hablamos de Thomas Müller, un futbolista que ha ganado todo lo que se ha propuesto.

Aunque le falta la Eurocopa en su palmarés, no es descabellado pensar que luchará por ella. Müller es un crack de cabeza fría, un futbolista que ha estado presente en grandes momentos del fútbol alemán.

En su momento anotó el primero del aplastante 7-1 sobre Brasil en 2014, competición donde obtuvo la Bota de Plata y levantó la Copa del Mundo, primera de un equipo europeo fuera de su continente.

En 2010 obtuvo la Bota de Oro, compartida en Sudáfrica 2010 y también estuvo presente en la decepcionante actuación teutona en 2018, la que le daba la certeza a Low de que era la hora de la renovación.

Apartado por esa misma renovación, Müller volvió y como un soldado para su equipo, allí está de titular, luego de caer ante Francia por la mínima, se lo vio con su don de mando ante los jóvenes frente a Portugal en la victoria 4-2 de este sábado.

“No debemos ser arrogantes ante este resultado, por el contrario en lo que si debemos confiar es en la calidad del equipo”, esas fueron las declaraciones de Thomas Müller tras el partido contra Portugal, donde además se mostró autocrítico y explicó que el partido ante Francia fue distinto.

Thomas Müller sigue con su selección, incansable y siendo sin lugar a dudas uno de los mejores futbolistas alemanes de la historia.

A nivel de clubes ha obtenido dos tripletes con el Bayern Múnich, siendo el último, aquel inolvidable sextete. Con su selección ha estado presente en tres mundiales, y en uno de ellos levantó la Copa del Mundo.

Müller ha vivido lo mejor en su carrera, pero el fútbol pareciera que le debe algo, quizás reconocimiento o alguna distinción, es un hombre que se ha mantenido en el top durante toda su carrera y que a sus 31 años parece insustituible.

Hoy sigue en la Eurocopa y sudando la camiseta. Sin importar lo que pase, el fútbol está en presencia de un histórico que muchas veces ha pasado bajo la mesa, y cuya trayectoria es sinónimo de triunfos.