Claudio Fermín: Maduro no necesita elecciones, las requiere la gente para estar representada y transformar el país

José Gregorio Yépez

El dirigente del partido Soluciones sostiene que “no es verdad que los pueblos tengan que parar su derecho a votar, a tener representación, a influir en los asuntos públicos porque tengamos pandemia o no tengamos gasolina”

Claudio Fermín está en su elemento: La política, las elecciones. Uno lo ve cómodo. Es un político veterano, con oficio, acostumbrado a estas lides a defenderse de los ataques, a responder pausado y ser vehemente cuando le toca.

Vía la plataforma zoom acude a la cita temprano en la mañana, pero ya viene de hacer radio aun más temprano y llega a la entrevista como llega un pitcher al tercer inning de un juego: con el brazo caliente.

Fermín ha sido cuestionado por un sector de la oposición que lo tilda de colaboracionista y de hacerle el juego a Maduro y cuando le inquirimos sobre el tema responde con énfasis en cada una de sus palabras.

-Hay quienes sostienen que usted le está haciendo el juego Maduro al avalar unas elecciones “que necesita”. Esa gente le cuestiona que usted lo ayuda, buscando un espacio político del que estaba fuera.

-¿Quién es la gente? ¿María Corina Machado y Ledezma? ¿Juan Guaidó y Julio Borges? Nosotros… ¿qué somos? ¿Cucarachas? Hay millones de venezolanos que creemos en el voto. Hay quienes tienen operativos, laboratorios pagados para decir que quienes no están con la abstención son unos sinvergüenzas. Se supone que lo único honesto en Venezuela, según ese antivalor, es no votar. Quien vota y participa es un bandido. Denuncio el acto de manipulación de quienes pretenden erigirse en punto de referencia de la democracia venezolana. Esos que están planteando que nuestro pueblo no participe, sostienen tesis de exclusión, pero ellos siguen siendo diputados de por vida. Imagínense que Maduro dijera que seguirá siendo presidente por continuidad administrativa. ¿se dan cuenta del disparate que están diciendo?

Esgrimiendo su argumentación señala que “hay dirigentes que promueven agravar la ciris para que Maduro no tenga como responder a la peticiones de aumento salarial, arreglos de servicios públicos y créditos. Al no responder aumenta el descontento, viene una implosión y cae el gobierno. Esa premisa es perversa porque busca un cambio lesionando al país. A esos que plantearon la abstención para el cambio político, porque tenían 50 países respaldándolos les digo: ¿Funcionó la abstención? En términos prácticos eso fue una estafa”.

En este momento de la respuesta hace la pausa del político que ha peleado mil batallas y se prepara para disparar su verbo apostando a la contundencia de su expresión: “Maduro no necesita elecciones las requiere la gente para estar representada y transformar el país. Nada tan reaccionario como atacar el voto”.

“No es que Maduro necesite elecciones. En 2015, fui a votar por la tarjeta de la Unidad y con mi voto los hicimos diputados. Ellos están allí porque les dimos un mandato por cinco años que se vencen en 2020, de tal manera que no es Maduro, es el país, las instituciones, la gente que necesita elecciones”, sentencia Fermín.

Insiste en la idea y señala que “necesitamos una Asamblea Nacional que legisle. En cinco años no hicieron una ley. Uno le dijo al otro ‘en seis meses te saco’, cosa que no está en la Constitución y el otro le dijo ‘están en desacato’, que tampoco está en la constitución”.

-El sistema de salud venezolano está en mal estado… ¿hay que hacer las elecciones a cualquier costo a pesar de la pandemia?

-No es verdad que los pueblos tengan que parar su derecho a votar, a tener representación, a influir en los asuntos públicos porque tengamos pandemia o no tengamos gasolina. Clausuremos el derecho a la participación para que sigan unos señores que los elegimos en el 2015 por siempre. Yo evalué el trabajo de los que elegí y nunca pensé que esos diputados iban a vender la soberanía del país, entregaron Citgo, Monómeros, el oro venezolano que está en bancos europeos. Nunca imaginé que iban a pedir intervención militar extranjera. Yo tengo derecho a evaluarlos y no los votaría nunca más.

Luego insistió en las razones por las que deben darse las elecciones y enumeró: No tiene porque cesar el derecho a elegir, la mitad de los candidatos son mujeres, hay representación proporcional “,gracias a la Mesa de Diálogo”.

-Les acusan de se la comparsa a un Gobierno violador de derechos humanos.

-Cuando conformamos la Mesa de Diálogo uno de los temas prioritarios fue la liberación de los presos políticos. Hemos sido insistentes machacones, repetitivos perseverantes en decir que hay gente presa por su pensamiento político. Perseverantes en decir que hay gente encarcelada que son inocentes y gente que, aun siendo culpables, ya han cumplido su pena y con boleta de excarcelación sin que se les liberara. Nuestra lucha por los presos políticos es un testimonio y no una línea discursiva y es un planteamiento de la recuperación de la libertad. De tal manera que los partidos políticos de la Mesa de Diálogo hemos ido más allá del discurso. Hemos estado activos en la liberación de los presos políticos. Pero mientras nosotros estamos en eso otros están en acciones como la operación Gedeón o el golpe de Estado del distribuidor Altamira. Nosotros estamos sacando presos políticos, mientras otros están conspirando y haciendo que hayan más presos políticos. En materia de derechos humanos tenemos mucho tiempo denunciando los abusos, incluso antes de constituirnos como partido. hemos denunciando las OLP que entraban a nuestros barrios humildes en una especie de razzia disparando, ya ni siquiera piden cédula. Hemos denunciado los abusos del FAES. Nosotros no tuvimos que esperar este informe de la ONU para denunciarlos y allí están los testimonios.

Fermín saca de nuevo el estoque apuntan a sus cuestionadores y señala que se “asombra” porque “unos descubrieron que hay violación de derechos humanos porque hay un informes de unos expertos, cuando eso ha estado en la agenda diaria. Nosotros no nos quedamos en la denuncia. Hacemos gestiones para que eso se produzca. Por la vía pacífica para no responder a la violencia con violencia”.

-Ya tienen lista su oferta electoral. ¿Por qué no van en una alianza con los demás partidos?

-Desde Soluciones para Venezuela hemos postulado conveniencia de la participación. Creemos en el derecho de dar un paso al frente, de involucrarnos, de ser parte de las decisiones. Creemos en la inclusión en donde participen todos los venezolanos y nosotros lo estamos haciendo. Somos un partido con una sola participación electoral y hemos inscrito en las 87 circunscripciones y en las 24 entidades federales.

-¿Cómo un partido joven tiene la capacidad para postular en todo el país?

-Tenemos dos años de fundado pero somos el fruto de esa Venezuela que anda en una búsqueda y tenemos dentro de nuestra filas personas que han estado muchos años en otras organizaciones y vivencias políticas. Miguel Vásquez, quién es el fundador en Sucre y secretario general, militó en muchos años en Bandera Roja. Christian Chirinos, secretario de organización nacional, fue el responsable nacional del movimiento de trabajadores de Primero Justicia. Tenemos gente que viene del Psuv y de AD. Hay jóvenes que no han tenido mlitancia porque no han tenido tiempo. Aunque el partido tenga dos años, está integrado por dirigentes comunitarios, activistas políticos, líderes vecinales, sindicales que tienen trayectoria y compromiso con Venezuela. Somos un movimiento de base.

Sobre las alianzas se detiene a explicar el escenario político y señala que el Polo Patriótico es un bloque político igual que el G4 “que tienen una dirección política común”.

“Los que estamos en la Mesa de Diálogo hemos coincido y hemos advertido de los inútil que es la abstención. Somos partidos que estamos en contra del tutelaje extranjero y creemos en la reconciliación y el reencuentro, no en la venganza. Otros otros creen que la política es aniquilar al contrario.  Nosotros tenemos coincidencias y apostamos por la distensión, el encuentro y el diálogo, pero no somos un bloque político. El MAS y Soluciones no estamos en la alianza de Avanzada Progresista con AD y con Copei”, señaló.

Explicó que sus alianzas son con el movimiento REDES, con movimientos de trabajadores de la construcción, el petróleo, transporte, con Federación Campesina. Digamos es una alianza por debajo”.

-Esa dispersión no favorece al sentido unitario para hacerse una opción de poder ante el chavismo. ¿No repiten los errores de la izquierda durante la llamada cuarta república cuya atomización le impedía ser una opción de poder hasta que llegó Hugo Chávez?

-Son circunstancias distintas. Nosotros a quienes nos categorizan como oposición somos diversos. Hay opositores que no creen en el voto. Nosotros creemos en el voto. Hay opositores que tienen su dirección nacional en Washington, nosotros somos nacionalistas patriotas. Nosotros en Soluciones para Venezuela. Creemos que esta no es una elección para que el Gobierno derrote a la oposición o para que la oposición derrote al Gobierno. Eso es uno de los extravíos de la polarización. Se habla de la oposición como si fuese una sola. Aquí ha habido un fetiche unitario creado por los cogollos de la Mesa de la Unidad Democrática y luego el G4. Conforme a esa premisa el criterio de la oposición era único y quienes no los asumían eran unos desviados que no formaban parte de la oposición. La polarización extrema nos ha hecho mucho daño y se ha convertido en un mecanismo de segregación política y solo son visibles el alto Gobierno y el G4. Esa no es la realidad venezolana. La Mesa de Diálogo es una demostración de la heterogeneidad y la diversidad de la oposición venezolana. Al punto que esa oposición que se asume como única se paro de la mesa y dijo no hay nada que negociar. Llegamos nosotros y dijimos: ‘nos vamos a matar. No puede ser’.

Vea la conversación completa en nuestra plataforma de YouTube Contrapuntoaldia.com.