Según indicó el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, Francisco López Domínguez, cerca del 95% de los arrendadores y arrendatarios llegaron a acuerdos durante el periodo de cuarentena

Si bien es cierto que el primer mandatario nacional, Nicolás Maduro, suspendió hasta marzo de 2021 el cobro de alquileres de viviendas e inmuebles de uso comercial, según lo establecido en el Decreto N° 11 del estado de alarma nacional, publicado en la Gaceta Oficial N° 41.956, también es una realidad que existen muchos arrendatarios que continúan pagando el alquiler; además hay arrendadores que “comen” de lo que perciben por concepto de cobro de alquiler.

Lucía Maldonado, habitante de Chacao, señaló que “es mejor pagar el alquiler mensual, como de costumbre, porque dejar que se acumule la deuda de todos los meses que estamos en pandemia será peor para mi, todos los precios suben día a día, y cuando me corresponda ponerme al día y pagar todo lo adeudado no voy a tener, se me hará imposible”.

Maldonado, quien a su vez tiene dos inquilinos en su vivienda, destacó que ambos son consientes de que ella también necesita el ingreso que ellos cancelan mensual para poder costear alimentos y servicios públicos. “Soy una persona de la tercera edad, solo cuento con la pensión, prácticamente $ 1, con eso únicamente puedo comprar café, realmente compro comida es con el pago que percibo de la renta de las habitaciones”.

También aprovechó la ocasión para denunciar el “gran incremento” en las tarifas del servicio eléctrico. “El último pago de la luz fue de Bs. 7 millones, algo inconcebible, no consumo tanta energía eléctrica, paso el día sola en casa, no tengo aire acondicionado, no utilizo la plancha, secadora, secador de cabello, ni artefactos eléctricos que consuman tanta energía, utilizo la lavadora una vez cada 15 días, y aún así debo pagar una alta suma de dinero”, apuntó.

Por otra parte, según estimaciones del Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), el venezolano que requiera rentar una habitación necesitará el equivalente a 135 salarios mínimos, ya que los alquileres de las mismas rondan los $176.

Asimismo, destaca el OVF que un emprendedor necesita más de $1000 para alquilar un local comercial.