Vaciado de tanques y “cacería” de gandolas marcan la rutina para reponer gasolina en Barquisimeto


Han sancionado estaciones de servicios por negar el combustible para luego venderlo “bajo cuerda”. Los dueños de vehículos han creado una red de información para saber a cuál “bomba” llegará el cisterna con combustible

La cola puede durar entre una hora (con muchísima suerte) hasta cinco horas, con el riesgo de que se acabe el combustible y “pierdas el viaje”.

Este es el drama que se vive en Barquisimeto, estado Lara, para tratar de llenar el tanque de un vehículo.

Los usuarios han creado una red de información que anuncia las estaciones de servicio que serán, o están siendo surtidas para que así los conductores con sus sedientos vehículos se trasladen a sitios en cuestión.

Una de las modalidades usadas para hacer rendir el tiempo y la cola es vaciar los pocos litros de gasolina que quedan en los tanques antes de llegar a la estación de servicio y así llenar “pimpinas” y bidones para guardar.

Es muy común ver camionetas y unidades de transporte público trasegando combustible de sus tanques hacia envases para reservarlos.

Por otra parte se han detectado irregularidades en estaciones de servicios que surtidas en la mañana con por lo menos 13.000 litros de gasolina y antes de proveerle combustible a 100 vehículos cierran su servicio al público.

Estas mismas estaciones, de manera furtiva, proveen de gasolina en horas de la noche a quienes pueden acceder a la información de que están surtiendo combustible y pueden cancelar en divisas y bolívares soberanos en efectivo el equivalente a cinco dólares.

Este fue el caso de la estación de servicio ubicada en la calle 60 con avenida Fuerzas Armadas del oeste barquisimetano.