Una cabina de desinfección, guardias y un pedido a Maduro: Así estuvo el Mercado de Coche el segundo día de cuarentena

Alonso Calatrava Rumbos

Las personas y empleados del lugar fueron esta mañana al mercado mayorista para hacer sus compras con tapabocas, pero mantenían distancia entre si

“Estos son varios días, señor presidente, abra su corazón o nos mata el coronavirus o nos mata el hambre”, dijo un vendedor del Mercado Coche este martes, el segundo día de cuarenta en Caracas y primero a nivel nacional. 

En la mañana, se publicó en Twitter, un vídeo en el que mostraba que el mercado caraqueño estaba cerrado a raíz del anuncio de cuarentena social y colectiva. Ante esto, Contrapunto fue al sitio para ver qué ocurría. 

En la entrada principal había funcionarios de la Guardia Nacional con tapabocas, supervisando la entrada de las personas. La idea era garantizar que se cumplieran las normas obligatorias impuestas por el Gobierno.

Bajo el sol pasaban las personas que “iban a comprar a Coche”. Recibían una charla de cinco minutos, donde unos voluntarios explicaban las medidas de seguridad para evitar el contagio de la enfermedad. 

“Solo les toma cinco minutos y les puede salvar la vida”, gritaban un grupo de voluntarios. 

Luego terminada la charla, las personas debían pasar por una cabina improvisada de plástico donde se les rociaba con desinfectante y agua. De ahí, se les autorizaba la entrada al mercado mayorista. 

Adentro de las rejas rojas del mercado, la gente compraba con tapabocas y guantes, los vendedores seguían trabajando como otro día más, aunque mantenían distancia con sus clientes.

Más abajo en el sitio un empleado, sentado en una acera, mandó un mensaje al gobierno: “Estos son varios días, señor presidente, abre tu corazón o nos mata el coronavirus o nos mata el hambre”.

Para el mediodía, Jorge Rodríguez explicó  que Venezuela está adoptando el modelo implementado en China, para hacer frente a la enfermedad.

El ministro insistió que las medidas tomadas son duras, pero necesarias y remarcó que si se permite que las personas estén en contacto directo habrá un crecimiento exponencial de contagio.