Desde noviembre de 2020 la industria petrolera no recibía el combustible que necesitaban los agricultores 

Petróleos de Venezuela, SA (Pdvsa), recibe la primera importación de diésel desde noviembre de 2020. En el buque cisterna “Bueno”, llegaron casi 500.000 barriles de combustibles que necesitan desesperadamente los agricultores y camioneros del país afectado por las sanciones de Estados Unidos, según un documento de transporte y dos fuentes, de acuerdo con una información exclusiva de la agencia Reuters.

No está claro quién proporcionó el combustible, ni el tipo de gasoil que transportaba el petrolero.

Aunque las sanciones de Estados Unidos permiten la importación de combustible por parte de Venezuela bajo excepciones humanitarias, abogados consultados por Reuters dijeron que las empresas necesitan una autorización específica del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

El Departamento del Tesoro declinó hacer comentarios. Un portavoz del mismo dijo que, la política de Estados Unidos sobre los canjes de diésel vinculados a Venezuela, no ha cambiado. “Aquellos que participan en tales transacciones siguen corriendo el riesgo de ser expuestos a nuestras sanciones”, manifestó la fuente.

El “Bueno”, un buque cisterna con bandera de Yibuti -un remoto país ubicado en el cuerno de África-, llegó el domingo 23 de mayo al puerto venezolano de Amuay, para entregar un primer cargamento de gasoil, a través de la transferencia de barco a barco. Más tarde se trasladó a la terminal para descargar su contenido restante, según el documento marítimo, una foto del buque vista por Reuters y fuentes con conocimiento del envío.

La carga fue inspeccionada por funcionarios de Pdvsa el lunes 24, informó una de las fuentes.

El buque partió de Fujairah en los Emiratos Árabes Unidos, a mediados de abril y pasó por el Canal de Suez a principios de mayo, antes de apagar su transpondedor y señalar el puerto de Lome en Togo, como su destino, según los datos de Refinitiv Eikon.

Pdvsa no respondió a una solicitud de comentarios. La empresa turca Expanse Ship Management, que según la base de datos marítima Equasis se convirtió en abril en propietaria y operadora del petrolero, no pudo ser localizada para que hiciera comentarios.

En los últimos años, Venezuela se ha hecho dependiente de la gasolina y el diésel importados para compensar la insuficiente producción interna de la petrolera estatal Pdvsa.

Hasta el último trimestre de 2020, cuando las autoridades estadounidenses ordenaron a las empresas implicadas que detuvieran el suministro de diésel, la mayor parte de las importaciones del combustible, por parte de Venezuela, llegaban a la nación integrante de la OPEP como intercambios por petróleo crudo con los clientes de Pdvsa.

Hasta noviembre, el principal proveedor de gasoil o diésel de Venezuela era la empresa india Reliance Industries en el marco de un intercambio autorizado por Estados Unidos.

Desde entonces, el diésel se ha convertido en el segundo combustible de motor racionado en Venezuela, junto con la gasolina, lo que obliga a los conductores a hacer colas durante horas para llenar sus depósitos, una tarea difícil para los agricultores y las empresas que utilizan camiones para la distribución de alimentos y medicinas. leer más

La escasez de gasoil se ha agudizado desde 2020 en la otrora próspera nación, sumida en una crisis humanitaria tras años de hiperinflación y recesión.

Con información de Banca y Negocios