El gobierno de Maduro no ha hecho ninguna solicitud, precisó el mandatario mexicano

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este lunes que está dispuesto a vender gasolina a Venezuela si el país lo solicita, siempre y cuando haya “una necesidad humanitaria”.

“No nos ha hecho (Venezuela) ninguna solicitud. En el caso que nos hicieran la solicitud y fuese una necesidad humanitaria, lo haríamos”, explicó el presidente sobre la venta de combustible durante su conferencia matutina.

Al ser preguntado por las sanciones que Estados Unidos podría aplicar si se produce esa transacción con Venezuela, López Obrador recordó que “nadie tiene derecho a oprimir a otros” y que “ninguna hegemonía puede aplastar a un país”.

“Nosotros somos libres. México es un país independiente, soberano, tomamos nuestras propias decisiones y no nos metemos con las políticas de otros países. Es autodeterminación de los pueblos y ayudar en lo humanitario”, enfatizó.

Venezuela enfrenta desde marzo un problema de escasez de gasolina, que ha creado colas de varios días en las gasolineras para repostar un vehículo.

El país latinoamericano cuenta con las mayores reservas probadas de petróleo en el planeta, pero tiene problemas con la refinería y se ve obligado a importar gasolina, un proceso dificultado por las sanciones estadounidenses a los países vendedores.