Acudieron el jueves a la Embajada de Portugal en Caracas para entregar una carta con la solicitud

Representantes de 19 organizaciones de Derechos Humanos y movimientos sociales venezolanos acudieron el jueves a la Embajada de Portugal en Caracas para entregar una carta donde solicitan los buenos oficios del Gobierno lusitano para que sean liberados los € 1.543 millones que fueron “ilegalmente retenidos en la entidad financiera Novo Banco”.

Lucrecia Hernández, directora de Sures, una asociación dedicada al estudio, educación y defensa de los Derechos Humanos, denunció que el “bloqueo de estos activos ha impedido el pago necesario para atender a 26 pacientes venezolanos que se encuentran en Italia a la espera de recibir un tratamiento oncológico“.

“Si bien el Estado venezolano ha hecho los esfuerzos en subsidiar el tratamiento a estas personas, en una acción ilegal y violatoria de los Derechos Humanos, un banco privado extranjero se ha negado a cancelar la factura para el tratamiento de estas personas, que se encuentran en una grave situación de salud”, explicó.

Foto: Cancillería.

La directora de Sures pidió al Gobierno de Portugal que, a través de las acciones legales que correspondan, el Novo Banco logre destrabar los recursos.

Esperamos urgente los buenos oficios para la resolución de este caso y poder salvar la vida de los 26 pacientes”, agregó.

Foto: AFP.

Por su parte, Elizabeth Tortosa, vicepresidenta para América y el Caribe de la Federación Democrática Internacional de Mujeres, abogó por el respeto a la vida de los 26 pacientes afectados con la decisión de la entidad financiera.

Son varios niños afectados y personas adultas. El Gobierno venezolano ha hecho un esfuerzo muy grande para que estos pacientes puedan tener acceso a una medicación que les permita vivir, se trata de los Derechos Humanos, todos y todas tenemos derecho a la vida”, afirmó.