José Agustín Campos: Se debe estimular al sector ganadero y no eliminar la inversión

Kemberlyn Talero

El presidente de Confagan denunció que el sector ganadero fue excluido de la cartera agrícola obligatoria, por lo que pide al Ejecutivo corregir la Gaceta Oficial

Reactivar la producción agrícola es la punta de lanza para contener la inflación y resolver el problema nutricional de la población venezolana, así lo aseguró el presidente de la Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Venezuela (Confagan), José Agustín Campos, quien denunció que en la cartera agrícola de este año fue excluido el sector ganadero.

En entrevista a Contrapunto, Campos señaló que la exclusión del sector de la cartera agrícola obligatoria, decisión establecida en la Gaceta Oficial N° 41.637 del pasado 21 de mayo, “no se entiende porque el sector ganadero es uno de los principales generadores de proteína animal”.

José Agustín Campos, presidente de Confagan. Foto: Jonatha Lanza

“Se desestimula el sector ganadero, un sector muy importante que genera mucho empleo en Venezuela, y, además, colateralmente produce una serie de insumos que van a otro tipo de industrias como el calzado”, aseguró.

Por ello, piden al Ejecutivo corregir la Gaceta Oficial para que se establezca en la cartera agrícola obligatoria el  financiamiento al sector ganadero.

Como alternativa para la generación de inversiones para el sector agrícola, Confagan lleva adelante la propuesta de creación de un fondo parafiscal que incluya a lo sectores productivos y los ministerios relacionados con ellos, con el objetivo de realizar las inversiones necesarias para impulsar la producción agrícola.

Sobre las necesidades del sector, consideró importante buscar caminos que generen el crecimiento y pidió no limitar el financiamiento, ya que con ello se agrega una carga adicional al sector productivo.

Explicó que actualmente el rebaño ganadero se ubica entre 10 y 13 millones de cabezas de bovino, y en Venezuela se pueden alcanzar hasta 60 millones de cabezas de bovino con las que se podría incluso exportar carne a mercados del Medio Oriente.

José Agustín Campos, presidente de Confagan. Foto: Jonatha Lanza

¿Cuánta inversión requiere el sector?

El sector del país tiene la gran ventaja de contar con valores agregados, como la gran cultura de los ganaderos y la infraestructura que ya se tiene, por lo que solo debe complementarse con políticas públicas eficaces y eficientes y haciendo los niveles de inversión que se necesitan.

Con la exclusión del sector ganadero de la cartera agrícola obligatoria salen del torrente financiero aproximadamente 15 mil millones de bolívares, que son cifras modestas para un año de gestión pero que si se establece el fondo parafiscal el sector ganadero podría aportar sus propias inversiones y el resto complementarlo con los recursos vía cartera agrícola obligatoria.

¿Cómo están haciendo para establecer los precios de la carne?

Con el fenómeno hiperinflacionario se pulverizaron los pensamientos económicos porque aquí todos los productos de origen animal, industrial y vegetal cambian de precio cada hora. Si usted va a un negocio a buscar una cotización para una maquinaria eso no existe, el crédito no existe, la capacidad de financiamiento de la banca tampoco existe (…) Aquí ya ni siquiera el dólar es una alternativa para la economía del venezolano, entonces los precios simplemente son un elemento desbocado y, a nuestro juicio, para que los salarios, costos y precios recuperen su lugar no hay otra forma sino a punta de producción nacional.

¿Hasta qué punto deberían ser necesarias las importaciones de productos agropecuarios?

Las importaciones hay que hacerlas pero de forma puntual y una vez que la producción nacional satisfaga la demanda que exige el consumo interno. Venezuela está en la capacidad de sembrar en este ciclo por lo menos 1 millón de hectáreas de maíz, el requerimiento del país para el abastecimiento de harina precocida y alimentos para animales, pero esto no se hace con deseos.

Por ejemplo, para sembrar 600 mil hectáreas de maíz blanco se requieren 13 millones de kilos de semillas certificadas que no están aquí, y para 400 mil hectáreas de maíz amarillo se necesitan 9 millones de semillas certificadas que tampoco están aquí. Un plan de siembra no se hace con deseos sino con recursos materiales y a tiempo.

¿Aún están a tiempo de completar la siembra de este ciclo?

Ahorita estamos montados y la siembra es un hecho biológico que no espera. Nosotros tenemos que llegar a desarrollar la siembra temprana, que implica que si se va a sembrar en junio, en el mes de abril los productores deben tener todos los insumos para que cuando empiece la lluvia la semilla aproveche todo el torrente de los aguaceros. Sembrar sin fertilizantes no tiene sentido, sembrar sin insumos no tiene sentido, y sembrar fuera del ciclo biológico tampoco tiene sentido.

¿Cómo afecta la escasez de combustible al sector agrícola?

El sector más afectado por el tema de la gasolina es el sector agrícola. El tema del gasoil nos afecta porque no podemos mover la maquinaria (tractores y plantas), y el tema de la gasolina más porque no se puede movilizar a las fincas (…) Al sector que mueve la industria a través de la refrigeración de los distintos elementos la gasolina lo está llevando a un paro forzoso por razones de inacción, porque no se cuenta con la maquinaria que mueva la energía. Se están perdiendo incuantificables horas – hombre en las colas por gasolina, al tiempo que también afecta la distribución de los productos a las ciudades, y es un valor agregado para la inflación del país.