Este respiro permitiría analizar la situación y necesidades de cada país, destacaron las dos instituciones en un comunicado conjunto

El Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial pidieron este miércoles 25 de marzo, a los acreedores bilaterales de los países más pobres que “congelen el reembolso de deudas”, para que puedan liberar dinero para combatir la pandemia de coronavirus​.

El presidente del Banco Mundial, David Malpass, pidió a los países industrializados que no exijan a las naciones más pobres el pago de sus deudas soberanas y así puedan derivar esos recursos al combate de la pandemia y para atacar los efectos económicos negativos de las medidas sanitarias.

Por su parte, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, indicó que 80 países se comunicaron con la entidad para solicitar facilidades financieras.

Asimismo, pidieron al G20 que las pongan a cargo de esta tarea de evaluación para hacer la lista de países con una deuda insostenible, y trabajar en una reestructuración.