Felipe Capozzolo a la clase política: Ni conspiradores ni colaboracionistas, somos trabajadores

José Gregorio Yépez

El presidente de Consecomercio asegura que no tienen afán de protagonismo y que están dispuestos a sumarse al plan de vacunación que el Estado decida. Le dice al Gobierno y quienes le apoyan “para que lo entiendan: no importa el color de gato sino que cace ratones”

El 11 de abril fue propicio para el comienzo de otro capítulo de tensión entre el Gobierno de Nicolás Maduro y el sector empresarial que ha sido tildado nuevamente de “conspirador” y de querer desestabilizar el proceso revolucionario.

Esta acusación fue completada con el descarte de la propuesta hecha por Fedecámaras para ayudar al plan de vacunación, aportando recursos y asumir el proceso de inmunización de sus trabajadores.

La respuesta de los empresarios ha sido esquivar el golpe y evitar la confrontación. Como los buenos boxeadores “hacen cintura” y se mecen como las palmeras ante el ventarrón y responden con inteligencia: “No es lo más importante cuál sea el color del plan de vacunación, ni quien lo dirija. Lo importante es el pinchazo que salva vidas”.

La cita es un tuit del presidente de Consecomercio Felipe Capozzolo, quien además dijo que el sector privado “no tiene afán de protagonismo y lo que quiere es que lleguen las vacunas”.

Desde la sede de su gremio, Capozzolo llamó a rueda de prensa y dijo que los empresarios ponían a la orden del Estado todas sus capacidades logísticas y el alcance que tienen en el país.

“Así como hay un médico y una farmacia en cada pueblo del país, allí también hay una asociación de comerciantes o empresarios que pueden y están dispuestos a ayudar para que país salga de la pandemia”, sostiene Capozzolo.

Haciendo gala de pragmatismo y hablando el lenguaje de la política dijo: “para que lo entiendan en ese lado recordemos que no es importante el color gato sino que cace ratones”, haciendo alusión a la frase atribuida a líder chino Deng Xiaoping.

Pero también han sido atacados desde la oposición quienes le echan en cara que se prestaron para “lavarle la cara” al Gobierno y ahora son desechados.

El líder de los comerciantes despacha el tema diciendo que cuando se ponen “a la vanguardia” de los más necesitados se hieren suceptibilidades de lado y lado.

Sostiene que no son ni conspiradores ni colaboracionistas: “somos trabajadores”.

Luego de la rueda de prensa del miércoles pasado Felipe Capozzolo, conversó con Contrapunto unos minutos y así precisar algunos temas.

-¿Se rompieron los puentes que Fedecámaras y Consecomercio sostienen que se han construido para el diálogo en el país?

-Seguimos adelante nosotros tenemos la vista puesta en el futuro, en la prosperidad del país, en el bienestar de la gente. Seguimos tendiendo puentes, seguimos discutiendo. Si por un camino no se puede, avanzamos por el otro. Al final lo importante es el objetivo. Lo importante es que nos vacunemos rápido, lo importante es superar la pandemia lo más rápido posible. Emprendamos el camino del crecimiento y para ello deben confluir dos fuerza importantes que son lo público y lo privado para salir adelante.

-¿Cómo conservar un espacio de diálogo si los llaman conspiradores? ¿Ustedes siguen conversando con la comisión de diálogo de la Asamblea Nacional?

-Más allá de las apreciaciones que se puedan tener del movimiento empresarial, lo importante es lo tangible y que se puede medir con hechos. Estamos proponiendo planes. Si estos planes no son aceptados estamos proponiendo mecanismos eficientes de implementación para que se haga más rápido, para beneficiar a la mayor cantidad de gente en el menor tiempo posible. Eso es lo que nos mueve, nos mueve la gente, nos mueve el bienestar del país.

En su respuesta hace una pequeña pausa para hacer hincapié y señala que “no tenemos intencionalidad de beneficio político. Queremos el beneficio social de la población y que el país salga adelante. Es un objetivo de trascendencia nacional que nos conviene a todos. Cuando nos montamos en los objetivos de trascendencia nacional cualquier visión sesgada queda de lado. Lo importante es dar el esfuerzo y dar el apoyo para que el país salga adelante.

-Desde la oposición les acusan de querer lavarle la cara al Gobierno y que éste después de haberlos utilizado los desecha. ¿Qué le responde a quienes le critican de esta forma?

-El movimiento empresarial organizado no está ni por la oposición ni por el Gobierno. Nosotros no somos un partido político. No tenemos beligerancia político partidista. A nosotros lo que nos interesa es que el país camine, que el país funcione. Que nuestros colaboradores puedan llegar a trabajar. Queremos pagar bien y remunerar bien a nuestros colaboradores. Que puedan hacer un mercado justo que le sirva para mantener a sus familias y para determinar su destino de una manera justa. Para nosotros lo importante es que el país avance.

Insiste en que no se identifican ni con ninguno de los bandos de la polarización política.

“Buscamos conciliar entre Gobierno y oposición. Buscamos cooperar con unos y otros en la consecución y alcance de visiones compartidas de país que van más allá de la diatriba política que puedan sostener entre ellos”, sostuvo el líder gremial de los comerciantes organizados.

-Pero nuevamente están siendo atacados desde el Gobierno y desde la oposición.

-Siempre que asumes una posición de vanguardia en pro de los más necesitados, del más desvalido, en pro del que no sabe cuándo le va a tocar que lo vacunen, o si alguna vez se va a poder vacunar, probablemente eso pueda herir algunas suceptibilidades de la lado y lado. Ellos también tienen ojos para ver lo que nosotros estamos haciendo, lo que estamos logrando, lo que estamos proponiendo.

Sostiene que su principal convicción lograr el objetivo “de que el venezolano esté bien. Nos ponemos a la orden y entendemos que de la cooperación de todos los sectores la vacunación se va a alcanzar de una manera más eficiente”.

-¿Conspiradores o colaboracionistas?

-Trabajadores. Sobre todo muy trabajadores para el desarrollo de la patria.