Al sector industrial le resulta muy complicado trabajar siete días y detenerse siete, porque esto implica parar y arrancar máquinas, explicó Jonathan Aldana, presidente del organismo gremial

Fedecámaras Carabobo plantea la revisión de la modalidad de cuarentena y flexibilización impuesta por el ejecutivo de Nicolás Maduro.

Jonathan Aldana, presidente de Fedecámaras Carabobo, señaló que esta es una situación inaguantable, sobre todo por la modalidad de 7X7 impuesta en Venezuela. “No le vemos la efectividad, la operatividad ni la lógica”.

“Nos gustaría una flexibilización sin interrupciones”, con horarios escalonados y turnos, remarcó Aldana en entrevista con Unión Radio.

Al sector industrial le resulta muy complicado trabajar siete días y detenerse siete, porque esto implica parar y arrancar máquinas.

Más de 80% de las empresas de Carabobo entran en sector no prioritario. También piden que esto se revise, por el encadenamiento de la actividad económica.

De unas 2.600 empresas, 25% ya no puede pagar la nómina. Ya se han perdido empleos, muchas empresas hasta perdieron su mercado,

Le pedimos al gobernador que nos recibiera de manera privada, para trabajar en planes y proyectos, pero hasta la fecha “no hemos sido recibidos”.

Le quieren plantear soluciones para el sector eléctrico, para el servicio de agua. “Es un clamor del sector privado” que empresas expropiadas sean devueltas al sector privado.