Cusanno apela al acuerdo político que permita establecer mecanismos para que lleguen recursos vitales a los venezolanos

El presidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, consideró positiva la reforma del encaje legal aprobada el viernes pasado por el Banco Central de Venezuela, con la que se liquidarán 30 billones de bolívares.

Sin embargo, cree que no es suficiente para la realidad venezolana, “obviamente siguen siendo cantidades pequeñas para el drama que se sufre, pero no deja de ser una noticia positiva”.

Cusanno aseguró que una de las razones de la contracción de la economía y de la reducción de las capacidades crediticias de la banca era el encaje legal, por lo que en los últimos años se había solicitado que se flexibilizara.

Fedecamaras impulsa una propuesta sobre el “salario vital” que permita a los venezolanos acceder a los servicios y bienes básicos, que no implica un aumento del salario mínimo sino una asistencia económica por un tiempo y monto a determinar.

En entrevista concedida a Unión Radio, aseguró que para que esta propuesta se pueda materializar se requiere “madurez política” para poder activar todos los mecanismos de contraloría que vigilen el correcto destino de los fondos.