Valoró el sacrificio de todos los atletas y destacó el descontento que sienten los mismos en la Villa debido a las dificultades que han tenido que pasar 

Además de bañar de oro a Venezuela, Rubén Limardo dio un baño de realidad y humildad a todas las autoridades del deporte nacional y se solidarizó con sus compañeros atletas por el duro camino que les ha tocado recorrer para poder competir en estos Panamericanos.

“Quiero solidarizarme con mis compañeros, por toda la situación que está atravesando el deporte venezolano”, destacó. 
En cuanto al logro obtenido junto a su hermano, hizo énfasis a no querer ser tratado como héroe.

“Esta medalla es para Venezuela, para nuestra organización, yo no le estoy salvando el cupo a nadie”, destacó el campeón olímpico. 
Dijo colocarse en el lugar de sus compañeros que han pasado situaciones difíciles. “Si el campeón olímpico ha pasado situaciones difíciles que será los que no lo son”. 

“Es hora de que se quiten las manos de los ojos y vean lo que están pasando, el deporte le ha dado muchos triunfos a Venezuela y lo seguirá haciendo. El deporte no merece esta mala situación”, prosiguió. 

Aseguró que el deporte debe seguir sumando triunfos y que no deben seguir botados en el medallero, mencionando la dificultad que tienen los atletas para conseguir un patrocinante. 

“Dedico esta medalla a Venezuela, aquí estoy todo remendado, sigo luchando por mi país y esta experiencia es muy bonita porque se vino a hacer el trabajo”.