El Barcelona ya logró el título nacional, por lo que afronta la Champions tras perder 2-0 el sábado ante el Celta en un partido en el que reservó a la mayor parte de sus titulares

“No solamente debemos marcar, también debemos evitar que el Barcelona marque”, declaró este lunes el técnico del Liverpool Jurgen Klopp, en la víspera de la vuelta de semifinales de Champions, en la que su equipo parte con la desventaja del 3-0 encajado en la ida.

Vigente finalista -derrota ante el Real Madrid-, el Liverpool afronta además la vuelta con las bajas de Roberto Firmino y Mohamed Salah, lesionados, por lo que solo contará con el tercer miembro de su famoso tridente atacante, el senegalés Sadio Mané.

“No tenemos a nuestros dos mejores delanteros mañana, hay que marcar goles al Barcelona… sé que no es fácil pero vamos a intentarlo”, dijo Klopp.

“No es muy frecuente que el Barcelona se quede sin marcar. Sabemos hasta qué punto el desafío es grande”, añadió el alemán, cuyo equipo necesitaría cinco goles si el Barcelona marca uno.

“Este equipo es tan maravilloso que lo vamos a intentar al 100%, pero no quiere decir que vaya a funcionar”, continuó.

Además de por la Champions, el Liverpool pelea por la Premier League con el Manchester City, en una competición en la que tuvo que emplearse al fondo el sábado para vencer al Newcastle (3-2).

El Barcelona, por el contrario, ya logró el título nacional, por lo que afronta la Champions tras perder 2-0 el sábado ante el Celta en un partido en el que reservó a la mayor parte de sus titulares.

“Mañana será el tercer partido en seis días y el Barcelona alineó (el sábado) once jugadores diferentes (con respecto a la ida), lo que supone una diferencia enorme, claro”, señaló Klopp, que espera un paso en falso del City este lunes ante el Leicester para que su equipo llegue a la última jornada como líder.