¿Qué pasó con Ronaldo en la final de Francia 1998?

Caída y gloria de uno de los máximos exponentes de la historia del fútbol, un virtuoso y sinónimo de gol

Seguimos desde casa y reinventando el trabajo del periodismo deportivo y nuestra serie #ParaLeerEnCuarentena y en esta ocasión nos vamos a trasladar al mundial de Francia 98, gracias a la pluma de nuestro colega Raúl Zambrano, de Sports Venezuela.

Zambrano, recordó aquel episodio dramático en la carrera de “Oh Fenómeno” en aquella final del mundial Francia 98, en el que el considerado por muchos especialistas como el mejor 9 de la historia casi se desploma y sin embargo formó parte del once titular de Brasil.

“¿Qué pasó realmente con Ronaldo, en la final Francia 1998? Su bajo estado de forma fue evidente”, comienza Zambrano en su hilo de Twitter en el que destaca los cinco posibles escenarios:

  • Lesión en el tobillo
  • Convulsiones
  • Presiones de Nike
  • Escándalo sexual
  • Problemas cardíacos

“Después del almuerzo, Ronaldo, se fue a su habitación para descansar. Compartía cuarto con Roberto Carlos y él fue quien gritó para que auxiliaran al Mejor del Mundo para la fecha”, prosiguió.

Añadió que para que el entonces los médicos aseguraban que Ronaldo, no estaba listo para disputar el partido, razón por la que Zagallo enviaría la planilla de la alineación titular sin el nombre del 9 en la misma.

“Decidí descansar un poco después del almuerzo y lo último que recuerdo es que me iba a acostar. Me fui a la cama, después tuve una convulsión y, cuando me desperté, estaba rodeado de otros jugadores y por el doctor Lidio Toledo. Nadie me quería decir qué estaba pasando”, declaraba Ronaldo.

“Los exámenes médicos no mostraban nada anormal. Nos fuimos al estadio, me acerqué a Zagallo y le dije ‘me encuentro bien, no tengo nada, yo quiero jugar’. No le quedó más remedio que aceptar mi decisión”, agregó.

Sin embargo, algunos de sus compañeros sienten que no estaba al 100% para el partido y eran evidente las molestias en su cuerpo.

“Todos estábamos dormidos cuando escuchamos los gritos de Roberto Carlos”, dijo Edmundo en una entrevista publicada por Libertad Digital.

“Corrí a su habitación y vi a Ronaldo retorciéndose en el suelo; se golpeaba los brazos contra las piernas, y de su boca salía espuma. Hacía un ruido muy extraño, como de querer respirar y no poder. Llegó Cesar Sampaio, agarré fuerte a Ronaldo y él le sujetó la lengua. Un segundo después llegaron los médicos”, contó Edmundo.

Continuó describiendo Raúl Zambrano, desde su cuenta Twitter: “Ya en el partido a Ronaldo se le vio ido, nunca estuvo. Perdió la marca de Zidane en el primer gol y caminaba la cancha”.

Recordó el momento en que recibió una fuerte entrada de Barthez, que lo terminó por desaparecer del Stade de France, una entrada en donde a pesar del mal estado de Ronaldo, termina haciendo volar al portero francés. “La esperanza de Brasil nunca llegó al partido”.

Zambrano, hace énfasis en aquella declaración de Ronaldo en la que se siente culpable por aquel fracaso: “Posiblemente afecté a todo el equipo porque esa convulsión era de aquellas que dan miedo y no ves todos los días”.

“Quizá pocos se acuerden, pero Ronaldo ganó la Copa del Mundo en 1994. Tenía 17 años en ese momento. Eso sí, ese #20 no disputó ni un solo minuto, pero ya tenía el recuerdo de besar la Copa”, añadió.

Posteriormente a este episodio, cuatro años más tarde, el 9 volvería por todo lo alto, levantaba la Copa del Mundo y anotaba un total de ocho dianas para guiar a “La Canarinha” al pentacampeonato. “Eso sí, reveló que no durmió la noche previa a la final de Yokohama por miedo a sufrir otro ataque de epilepsia”, prosiguió describiendo Zambrano.

“En la Final en Yokohama, el partido fue a las ocho de la noche, igual que en París. Después de la cena, todos se fueron a dormir y yo solo pensaba: ‘No quiero dormir, joder’. Busqué con quien hablar y encontré a Dida, el portero suplente de Brasil”, expresó a Financial Times.

Aseguró Ronaldo que Dida, para entonces el portero suplente de Brasil, se quedó con él aquella noche antes del juego contra los alemanes.

“En Alemania 2006 se despidió siendo el máximo goleadores de los Mundiales. Hizo goles, ante Japón igualó a Gerd Müller y contra Ghana marcó el gol 15. Una despedida digna, aunque se marchó eliminado por Francia en 4tos de final.

Y así fue como el periodista Raúl Zambrano, nos narró desde su cuenta en Twitter, la trayectoria de Ronaldo Nazario, uno de los mejores nueve en la historia del fútbol, un jugador que supo levantarse y que sin duda alguna guarda un lugar de honor en la historia de los mundiales.

Con información de Raul Zambrano l @ZambranoPoesia