Esta situación genera muchas interrogantes, pero la principal es ¿Afectará esto a nuestra selección en el partido?

El pasado 12 de octubre, la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) publicó un comunicado informando que la selección nacional no pudo salir del hotel de concentración, esto debido a que las autoridades chilenas no lo permitieron. Ante esta realidad, la Vinotinto tuvo que entrenar desde las instalaciones del hotel, un hecho lamentable y que sienta otro precedente en Conmebol.

En el comunicado, la federación afirmó, que Venezuela cumplió con todos los protocolos y se habían practicado las pruebas COVID, dando negativa todos los integrantes de la delegación. Poco tiempo después, una reconocida periodista venezolana afirmó que se había aprobado el entrenamiento, sin embargo nuestra selección continuó con su trabajo desde el hotel, pues ese permiso llegó tarde.

Esta situación genera muchas interrogantes, pero la principal es ¿Afectará esto a nuestra selección en el partido? Definitivamente podemos decir que no, ante semejante hecho, Venezuela debe responder en la cancha ante una selección chilena que ya derrotamos en la UCV y con la que sumamos los primeros tres puntos.

¿Debe ser sancionada la Federación Chilena de Fútbol? En condiciones normales pudiera ser lo correcto, pero debemos recordar la terrible anécdota entre Brasil y Argentina, la cual aún no ha sido resuelta. Este hecho se suma a una serie de eventos desafortunados que rodean a la Conmebol y que seguramente pasará de largo.

La mesa queda servida, Venezuela juega este jueves contra Chile ante un entorno negativo y con la predisposición del mal trato recibido. ¿Estrategia chilena? No lo podemos asegurar, pero las diferencias deberán ser resueltas en la cancha.