Desde el Celtic hasta el Liverpool, sumó triunfos, trofeos y estuvo presente en dos grandes tragedias futbolísticas. La reina Isabel lo hizo “Sir” y su legado es imborrable

Kenny Dalglish es un exfutbolista, escocés de nacimiento y de las máximas figuras de Europa de la década de los 70 y finales de los 80. Con 35 títulos internacionales en su vitrina, este exjugador británico forma parte de una élite exclusiva de futbolistas con más títulos. Cabe destacar que al momento de su retirada, era el jugador con más trofeos conseguidos, distinción que luego fue superada por otros muchos jugadores.

Su carrera comenzó en el Celtic a los 16 años de edad, club del que se volvió ídolo de manera inmediata al anotar la absurda cantidad de seis goles de los siete con los que su equipo se impuso al Kilmarnock FC por 7-2, cabe destacar que ese debut se da luego de que el Celtic se titulara campeón de Europa en 1967.

Como dato curioso, cabe destacar que Dalglish era fanático del Rangers, sin emabrgo el destino lo hizo formarse en el archirrival y convertirse en ídolo del club verde y blanco.

Luego de 10 años de exitosa carrera en el Celtic, obtuvo un total de cinco ligas y cuatro copas, era el tipo a seguir por la exigente fanaticada escocesa que tuvo que llorar su salida para firmar por otro grande, el Liverpool de Inglaterra, quienes dieron 440 mil libras por su ficha, la fanaticada lo tildó de traidor, pero sus números se quedaron como uno de los mejores recuerdos en la historia del club.

Su llegada a Liverpool fue en las mismas condiciones que su llegada al Celtic, con los reds celebrando un año después de ser campeones de Europa, sin embargo, la trayectoria sería distinta, exitosa igual, con goles pero sumando títulos a su vitrina europea.

La tarea de sustituir a un crack como Kevin Keegan en nada le pesó y si alguien le quedaba alguna duda, sus 20 goles en 42 partidos lo certificaron. Sin embargo, quedaron subcampeones, pues los recién ascendidos del Nottingham Forest tenían planeado dar la campanada de llevarse el título de liga.

Dos Copas de Europa, una Supercopa Europea, una FA Cup y tres Carling Cup, fueron la muestra de que se estaba en presencia de unos de las grandes leyendas en la historia de Liverpool, el rey de Escocia apoderándose de Anfield y desatando la más grandes pasiones de una fanaticada que nunca deja solo a su equipo.

Seis ligas se sumaban al éxito del llamado: “The King of the Kop”, un jugador admirado en una perfecta relación mutua ya que el escocés no escondía su amor hacia la fanaticada del club, quienes lo hicieron sentirse cómodo desde el primer regate.

Como entrenador – jugador, luego de la tragedia de Heysel en el 85, Dalglish obtuvo tres ligas inglesas y logró levantar par de veces la FA Cup. Colgó los botines y se quedó un año más en 1991 como entrenador del club.

Al mando del Blackburn Rovers obtuvo la liga en la campaña 94-95 y siguió su carrera como técnico en otros clubes, algunos de manera intermitente como el caso del equipo que lo vio debutar, el Celtic, al que llegó en 2000 y fue destituido ese mismo año.

El éxito y el respeto hacia Kenny Dalglish, lo llevó a recibir en 2018 el título nobiliario ‘Sir‘ de la reina Isabel II. No se puede olvidar su presencia dentro del Salón de la Fama del fútbol escocés, donde encabeza una lista junto a célebres exjugadores de gran talla.

Kenny Dalglish también destacó vistiendo la casaca de la selección nacional de Escocia, con la que disputó tres Copas del Mundo ( Alemania 74, Argentina 78 y España 82) estuvo dispuesto a jugar la Copa Mundial de México 86 pero una grave lesión lo dejó marginado de dicho torneo.

En total disputó 102 juegos con Escocia y pudo anotar 30 goles, cifra con la que igualaba al recordado Denis Law y que terminaron compartiendo hasta nuestros días.

Sin lugar a dudas, Dalglish fue uno de los mejores futbolistas escoceses de la historia, conquistó su país y además a punta de regates y goles dejó una huella imborrable en la tierra de los Beatles.