Afirman que sus cuentas están sometidas a revisiones de tres órganos de control. Agregan que sus directivos no tiene injerencia en los procesos de selección de empresas o contratistas ni administran fondos

Tras la decisión de la Contraloría General de la República de congelar las cuentas bancarias del presidente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), Jesús Berardinelli, el organismo aseguró que no recibe dinero de ningún ente u organismo público en forma de aportes, transferencias, donaciones o incentivos fiscales.

A través de un comunicado, señalan que sus recursos provienen de su patrimonio, entre ellos derechos de televisión nacional e internacioonal y patrocinio con fines comerciales, así como de recursos provenientes Conmebol a través de proyectos, y de la FIFA que, según afirman, tienen más de dos años bloqueados por ectiva personas tener en su directiva a personas expuestas políticamente y sancionadas por Estados Unidos

“Nuestras cuentas bancarias y contables están sometidas a constante procesos de revisión por parte de tres órganos de control que posee la Federación Venezolana de Fútbol, que son el Consejo Contralor, la Comisión de Finanzas y la Comisión de Auditoría y la Gerencia de Cumplimiento, así como por auditorías practicadas por Firmas Internacionales Independientes (Big 8) y por los auditores de FIFA y CONMEBOL”, dice parte del texto difundido en su página web.

Agregan que tras el escándalo FIFA GATE ningún miembro del Consejo Directivo tiene injerencia en los procesos administrativos de selección de empresas o contratistas ni administran fondos. “La administración de los recursos de la FVF está en manos de funcionarios altamente capacitados, los cuales fueron escogidos según su perfil académico y grado de preparación”, dice.

Consideran que la decisión de la Contraloría es violatoria “al principio de autonomía consagrada en la Ley Orgánica del Deporte, Actividad Física y Educación Física, así como al principio constitucional de la competencia de los órganos públicos” ya que no son entes públicos, ni reciben recursos de estos.

Asimismo, indican que la medida vulnera el principio de separación de poderes, pues una decisión de ese tipo en el país le corresponde a órganos de justicia.

“Llamamos a la ponderación a los órganos del Estado Venezolano, ya que podrían ser sancionadas sus conductas como injerencia de terceros por parte de la FIFAa tenor de los dispuesto en el artículo 14 de sus Estatutos y aplicarnos las sanciones establecidas en el numeral 3 del referido artículo el cual nos permitiremos transcribir de seguidas”, finalizan.