El Chelsea se impuso al Manchester City y con ello automaticamente los dirigidos por Jurgen Klopp lograron alzarse con la Premier League