El club inglés se disculpó publicamente por el comportamiento del jugador y fuentes cercanas aseguran que ya habría sido multado

El Everton pidió disculpas este domingo por la actitud de su jugador Moise Kean, que se saltó las normas de confinamiento para hacer una fiesta con mujeres, y afirmó que está “horrorizado” por el comportamiento del futbolista italiano de ascendencia marfileña.

El delantero se delató a sí mismo tras compartir este sábado a través de una red social imágenes de la fiesta que hizo en su casa de Cheshire. En ellas se pueden ver escenas con chicas con las que bailaba y se divertía.

Su club reaccionó este domingo con un comunicado oficial emitido a la prensa en el que expresa su total disconformidad con Kean, contra quien podrían tomar medidas disciplinarias.

“El Everton está horrorizado al enterarse de un incidente en el que un jugador del primer equipo ignoró la orientación del gobierno y la política del club en relación con la crisis del coronavirus. El club ha expresado enérgicamente su decepción al jugador y ha dejado claro que tales acciones son completamente inaceptables”, indica en el comunicado.

La entidad presidida por Bill Kenwright apuntó que enfatiza “regularmente” la importancia de seguir todas las pautas gubernamentales, “incluidas las reglas y consejos dentro y fuera del hogar”, a través de una serie de comunicaciones oficiales a todos los miembros del personal, también los futbolistas.

“Las personas increíbles que trabajan el NHS (servicio de salud) merecen el mayor respeto por su arduo trabajo y sacrificio. La mejor manera de mostrarles respeto es haciendo todo lo posible para protegerlos”, concluye el Everton.