“Tenemos que plantearnos el partido sin tener en cuenta la ida y con la intención de ganar aquí”, comentó el técnico blaugrana, Ernesto Valverde

El Barcelona acude este martes al estadio de Anfield dispuesto a rematar la faena, en la vuelta de semifinales de ‘Champions’ contra el Liverpool tras imponerse 3-0 en la ida, un resultado que le acerca a la final del 1 de junio en Madrid.

El equipo azulgrana llega con una buena renta al feudo del Liverpool, pero el técnico Ernesto Valverde no se fía.

“Hay que jugar un partido como si no hubiera nada antes y como si no hubiera nada después. Realmente es un punto y final para uno de los dos equipos y queremos que sea para ellos”, dijo el entrenador azulgrana este lunes.

Y en el recuerdo sigue coleando la eliminación el pasado año ante la Roma tras ganar 4-1 en la ida, para luego perder 3-0 en la vuelta en la capital italiana.

“Tenemos que plantearnos el partido sin tener en cuenta la ida y con la intención de ganar aquí”, añadió Valverde, que, ya coronado campeón de Liga desde hace una semana, no dudó en dar descanso a la mayoría de sus figuras el sábado contra el Celta (derrota 2-0).

Sin embargo, salió de Balaídos con el francés Ousmane Dembélé lesionado en el muslo izquierdo y parece poco probable que pueda estar disponible el martes en Liverpool.