Con su actuación de este sábado en la Copa del Mundo de Vancouver, el campeón de Londres 2012, asegura asistir a sus cuartos Juegos Olímpicos consecutivos.

El sueño olímpico de Rubén Limardo, tendrá un cuarto capítulo consecutivo en
Tokio 2020: el medallista de oro en la espada de Londres 2012, aseguró este pasado
sábado una cosecha que lo hace inalcanzable en el ranking de clasificación
olímpica, que cierra el próximo 4 de abril.

Con dos Copas del Mundo, todavía por disputarse (Budapest y Buenos Aires),
amén del Panamericano de Paraguay, la clasificación de Limardo a
semifinales en Vancouver, le asegura un colchón de puntos lo suficientemente
grande en el escalafón olímpico como para obligar a sus más cercanos
seguidores (su hermano menor Jesús, el cubano Yunior Reytor y el argentino
José Félix Domínguez) a ganar los torneos restantes para desplazarlo del
cupo continental.

Tres integrantes por cada uno de los ocho equipos, que se encuentran al tope
del escalafón olímpico, los ocho primeros del ranking individual y los mejores
de cada continente, amén de un representante del equipo local, Japón,
asegurarán su presencia en la esgrima de Tokio 2020, una vez que cierre la
clasificación el 4 de abril.

Limardo, que era décimo en ese listado antes de iniciarse la Copa del Mundo
de Vancouver, gracias a una cosecha de 82 puntos, se pone fuera del alcance
de los otros aspirantes al cupo continental.

El ranking olímpico toma en cuenta los resultados de las Copas del Mundo,
Grand Prix y campeonatos zonales y del mundo a partir del Grand Prix de Cali del año pasado, pero solo retiene el puntaje de las mejores cinco actuaciones.

Con información de Prensa COV