La fecha de inicio de los Juegos Olímpicos será acordada en las próximas tres semanas, mientras tanto, coordinan las fechas de eventos clasificatorios y trabajan para solventar temas logísticos

Luego de que por primera vez en la historia el Comité Olímpico Internacional anunciará que los Juegos Olímpicos Tokio 2020 se posponían, el presidente del COI, Thomas Bach, se reunió virtualmente con los presidentes de los Comités Olímpicos Nacionales, con el fin de abordar numerosos temas relacionados al futuro del magno evento multidisciplinario.

Tras el encuentro, Bach comunicó que se acordará la fecha de inicio de los Juegos en las próximas tres semanas, pero rumores apuntan a que la inauguración podría celebrarse en las últimas dos semanas de julio al año entrante.

Además, se ratificó a todos los atletas clasificados a Tokio, mientras que el COI ya trabaja conjuntamente con Federaciones Internacionales y con Japón para coordinar las fechas de eventos clasificatorios, así como la disponibilidad de voluntarios, hoteles y por supuesto Villa Olímpica, tomando en cuenta que se tenía estipulado realizar toda la acomodación y alojamiento a partir del 24 de julio de este año, por lo que necesitarán apartar todas las instalaciones para 2021.

Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional


No obstante, el presidente de Tokio 2020, Yoshiro Mori, se pronunció sobre los
planes y directrices que va a estar acatando la organización para el buen
desarrollo y cumplimiento.

“En resumen, lo que hemos venido trabajando por siete años se detuvo justo antes de comenzar. Y ahora tenemos que construirlo de nuevo. Lo que logramos en siete años tendremos que hacerlo en seis meses, así que será difícil”, comentó Mori.

“Después, tendremos que lidiar con todo, desde los voluntarios hasta los alojamientos, la seguridad y las entradas. Hay cientos de contratos existentes que no se pueden simplemente romper”, añadió.

En cuanto a los deportes que todavía no han cerrado su período de clasificación, el COI pedirá nuevas fechas, en lo posible hasta principios del año próximo, de modo que puedan garantizarle a los atletas una buena preparación.

Por otro lado, las listas largas quedan sin efecto y habrá nuevos plazos para
listas largas y acreditaciones que serán informados a los entes respectivos lo
más pronto posible.

Y aunque queda mucho trabajo por hacer, el CEO de Tokio 2020 es consiente de que pueden realizar un gran trabajo si se esfuerzan mancomunadamente. “El COI nos dijo que la organización de Tokio 2020 era un récord olímpico, y esperamos conseguir otro récord con este nuevo comienzo en el que nos hemos embarcado”, atizó Mori.

Con información de Prensa Comité Olímpico Venezolano