Contra la adversidad y sin amilanarse, Andrés Lage afina últimos detalles para debutar en Tokio

Arnaldo Fernández l @fernandzarnaldo

Ahora mismo, Andrés Lage es 15 del mundo, compitiendo con gente que lleva muchos años, y tienen mucho más recursos, sin embargo, esto para él no es una excusa y sigue adelante

Andrés Lage es nuestro quinto clasificado a los Juegos Olímpicos de Tokio, es un representante de la vela olímpica y ha vivido con gran intensidad un proceso lleno de altibajos, los cuales no lo han achicopalado, por el contrario, cada obstáculo es para el una oportunidad y espera con ansias su debut en la máxima cita del deporte mundial.

Lage conversó en exclusiva con Contrapunto y destaca que ya en la recta final no hay nervios, por el contrario, confía en el trabajo que ha venido realizando desde hace un buen tiempo. Sorteando dificultades, Andrés Lage sabe que va por el camino correcto y agradece el apoyo de Venezuela, debido a que el camino y trabajo en equipo es mucho más llevadero.

Antes de ir a Tokio acudirá al Preolímpico ya en compañía de su entrenador, lo que le permitirá planificar y prevenir varios elementos de cara a la máxima cita deportiva. En cuanto a su temprana clasificación destaca que ha sido positivo, esto debido a que en medio de las dificultades, ha podido tener la mente enfocada en su próxima participación olímpica.

Poder contar nuevamente con su entrenador es algo muy importante para él, debido a que como nos comenta “una cosa es lo que uno ve en el agua, otra es lo que puede ver un agente externo”. Describe el hecho como estar en un “parque de diversiones”, ya que después de cinco años se pudo reunir nuevamente con un entrenador en el que confía.

Señala que a Tokio está asistiendo lo mejor de lo mejor y lamentó el hecho de que grandes atletas no podrán estar presente, debido a circunstancias adversas, razón por la que espera ser la cara de los que están y los que vendrán, siempre con la meta de dejar a Venezuela en lo más alto.

Ha sido tan duro el camino de Andrés Lage, que en una de sus últimas competencias, no pudo seguir porque le falló un repuesto de la lancha, algo mínimo que teniendo un entrenador se hubiera solucionado, lamentablemente en ese momento no contaba con su preparador y no pudo sumar su mejor marca.

Todo lo ve como parte del camino, y lejos de amilanarse asegura que sube más y más, con ganas de debutar en esos juegos por los que tanto ha luchado.

En el Preolímpico estará con la observación de como serán sus juegos, probar el material, los contrincantes, si logra sacar el resultado bienvenido sea, pero el principal propósito es sacar conclusiones y elaborar un plan de competición, detalles que pueden dar un punto extra, los cuales son claves para los resultados finales.

Ahora mismo, Andrés Lage es 15 del mundo, compitiendo con gente que lleva muchos años, y tienen mucho más recursos, sin embargo esto para el no es una excusa, sigue adelante: “Vamos a intentar clasificar a la final y luego pelear por las medallas”, afirmó.

“El puesto 15 suena desabrido, pero hay que tener en cuenta que no todos arrancamos desde la misma línea. Vamos con todo corazón a tratar de hacer el mejor desempeño de un atleta de vela en los juegos y para ello me he preparado toda mi vida”, señaló.

Psicológicamente dice que está al 100% y destaca que en Tokio no puede haber errores, los que quizás pueda cometer en otras competencias. Aunque le viene a la mente el momento de estar en Tokio, prefiere no pensarlo mucho, mantiene la calma y mucha cabeza fría para destacarse en los juegos.

Después de los Juegos Olímpicos, Andrés Lage espera apoyar a las nuevas generaciones en un deporte que por Venezuela siempre ha estado presente en la máxima cita del deporte.